La muerte de Diego: Mañana edición especial y póster

Boca, un equipo preocupado y postergado

Penúltimo en el Clausura, el "Xeneize" pospuso su juego por la Copa.




#

Juan Román Riquelme está lesionado desde hace un mes y no se sabe cuándo podrá volver. Martín Palermo, en un alto de la práctica de ayer, parece no poder encontrar la explicación al mal momento de Boca Roberto Abbondanzieri tuvo una mala tarde el domingo ante Banfield.

Boca vive su peor momento futbolístico en muchos años. Tras la derrota del domingo ante Banfield (2-3), en La Bombonera, el "Xeneize" bajó hasta el penúltimo lugar en el Clausura, a sólo dos puntos de Tigre y Gimnasia de Jujuy, los colistas del torneo. Sin embargo, en la Copa Libertadores su rendimiento es muy otro: ganó cinco de los seis partidos que disputó y está a punto de disputar los octavos de final ante Defensor Sporting, de Uruguay, pero...

El juego ante el equipo de Jorge Da Silva, que estaba programado para este jueves a las 22, en el estadio de Nacional, se postergó para el jueves 14 de mayo en el Centenario. "El estadio de Nacional es muy pequeño y por razones de seguridad no le íbamos a poder dar más de mil entradas a la parcialidad boquense", afirmó Dante Prato, presidente de Defensor.

El estadio Centenario no podía ser utilizado este jueves porque al día siguiente habrá un recital del grupo de canto popular "Los Olimareños", cuyos seguidores se espera que acampen en la previa en los alrededores de la cancha. Por ese motivo, la dirigencia de Defensor había decidido llevar el partido a la cancha de Nacional, pero aprovechando la suspensión de los partidos de los equipos mexicanos, por la gripe A, tuvieron el aval de la Conmebol para postergar el partido ante Boca. "Queremos privilegiar la seguridad de todos y para eso Boca tendrá la tribuna Colombres del Estadio Centenario, donde entran 10.000 personas", finalizó Prato.

Si bien esta postergación beneficia a Boca, que podría recuperar a Juan Román Riquelme, lesionado en la planta de uno de sus pies desde hace un mes, en realidad no se sabe cuándo podrá Román volver a hacer fútbol. Ayer, apenas realizó una sesión de gimnasio y trote junto al kinesiólogo Rubén Araguas, mientras el resto del plantel hizo un picado en la cancha del predio de Casa Amarilla. Aunque no sintió dolores, el médico del plantel de Boca, José Veiga, remarcó que "no hay plazos para darle el alta". Mientras tanto, Boca espera y desespera.


Comentarios


Boca, un equipo preocupado y postergado