Bohoslavsky detalló su secuestro y el “blanqueo” de detenidos

Su esposa también fue testigo en el juicio por “La Escuelita”.



#

Archivo

VIEDMA (AV).- El vicerrector de la Universidad Nacional de Río Negro, Pablo Bohoslavsky, declaró ayer por más de dos horas en el juicio que se lleva adelante en Bahía Blanca por los delitos ocurridos en el centro de detención clandestino “La Escuelita” durante la última dictadura militar. El proceso oral y público tiene como imputados a 17 ex militares y ex policías federales que actuaron en la unidad que perteneció al V Cuerpo del Ejército de esa ciudad bonaerense. En la mañana de ayer también declaró la esposa de Bohoslavsky, Haydeé Cristina Gentili, quien no fue secuestrada en forma ilegal pero estuvo detenida en esa época, así como un ex estudiante del ENET de Bahía privado ilegalmente de la libertad cuando tenía 16 años junto a otros adolescentes. Ante el Tribunal, el fiscal y los imputados, Bohoslavsky relató el secuestro sufrido en su domicilio en noviembre del 76, la tortura en “La Escuelita” y el Tribunal de Guerra al que fue sometido. En diálogo con “Río Negro”, el vicerrector de la UNRN en la sede de Roca explicó que fue a declarar por una obligación ciudadana y “una necesidad personal, de higiene mental de dar testimonio de lo que ocurrió no para mis contemporáneos sino para las generaciones más jóvenes que no lo han vivido para que tomen debida nota y sean los responsables en el fortalecimiento de la democracia y que esto efectivamente nunca más vuelva a ocurrir”. Procedimientos irregulares Agregó que en su testimonio intentó mostrar la vinculación que hubo entre los procedimientos irregulares como el secuestro y la tortura en “La Escuelita” y otras acciones públicas institucionalizadas como fue el Consejo de Guerra con el que finalmente fue condenado. “Este episodio donde supuestamente me rescatan para llevarme al Batallón del V Cuerpo del Ejército es el mismo procedimiento que le aplicaron a Solari Yrigoyen, una manera de blanquear a las personas que estaban secuestradas”, indicó. También recordó que aquella madrugada que los llevaron al Batallón un oficial de alto rango -tras pedirle el documento- le advirtió que averiguaría sus antecedentes “y nos dijo que si teníamos seríamos sancionados, como ocurrió un mes después”. Ese Consejo de Guerra que integraban militares de alto rango como el coronel Páez -uno de los imputados en este juicio- lo condenó a un año y medio de prisión pero el fiscal apeló ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, “el mismo que no encontró razones para condenar a Videla, Massera y Agosti, que revisó la causa y me condenó a cuatro años y seis meses de prisión”.

El docente fue detenido el 19 de octubre de 1976, cuando estaba en su casa de Bahía. Recuperó la libertad el 20 de junio de 1981.


Comentarios


Bohoslavsky detalló su secuestro y el “blanqueo” de detenidos