Bomberos de Bariloche recibieron 700.000 pesos

Esa es la cantidad de dinero que los cuarteles obtuvieron desde que rige el aporte obligatorio.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los cinco cuerpos de bomberos de esta ciudad ya recibieron del municipio unos 700 mil pesos desde que rige el aporte obligatorio impuesto por ordenanza hace casi dos años y que deben pagar todos los barilochenses.

El Sistema Municipal de Bomberos Voluntarios (Simbov) puso fin a la eterna emergencia financiera que padecían todos los cuarteles y les permite contar con un flujo de dinero asegurado para sus gastos de funcionamiento y también para realizar nuevas inversiones en equipamiento.

La ejecución de gastos de funcionamiento y las compras de envergadura deben ser aprobadas por el directorio del Simbov, en el que están representadas todas las asociaciones de bomberos, juntas vecinales, el Concejo Municipal y Defensa Civil.

El aceitado sistema llamó la atención en otras localidades del país que también encuentran múltiples dificultades para solventar sus cuerpos de bomberos.

Los administradores del Simbov recibieron consultas de distintos municipios, como Berazategui y Quilmes, que tendrían la intención de adoptar la misma modalidad. Los aportes de cada contribuyente son cobrados a través de la factura de energía eléctrica de la CEB o bien con la tasa de servicios del municipio, en los casos de los lotes que no tienen medidor de luz. El monto de la contribución varía según la categoría y el consumo de cada frentista, pero en promedio no supera los 80 centavos.

Entre agosto y diciembre del 98 el municipio recaudó por este sistema 132.284 pesos, en todo el 99 otros 372.870 y en lo que va de 2000 alrededor de 200 mil pesos más. De manera que los bomberos llevan percibidos un monto superior a 700 mil pesos.

El presidente del directorio del Simbov, Alberto Rubio, dijo que "la gran ventaja es que todas las decisiones surgen de un debate amplio y los bomberos no estaban acostumbrados a discutir con los vecinos lo que hacían".

"Además los obliga a ser eficientes -agregó-, porque cada cuerpo de bomberos recibe un monto fijo para funcionamiento de acuerdo a su número promedio de salidas, pero si logran ahorrar algo se les acredita para proyectos de reequipamiento".

Actualmente funcionan en Bariloche los cuarteles del Centro, Melipal, Campanario y Ruca Cura, y del sistema también participa el de Dina Huapi.

Una de las carencias que se buscan resolver es la distancia a cubrir cuando hay emergencias en barrios alejados, por eso se abrió un destacamento en el cerro Catedral y otro en Colonia Suiza, y están en vías de concreción los de Los Coihues, San Francisco III y Pampa de Huenuleo.

La obligación de coordinar la capacidad operativa también llevó al Simbov a evitar gastos superfluos. Antes cada cuartel quería tener la mejor tecnología y había hasta una estéril competencia. Ahora cada uno compra el equipamiento según sus requerimientos más frecuentes: Melipal se especializa en accidentes vehiculares, bomberos Centro en incendios de instalaciones donde abundan los plásticos y combustibles, y Campanario y Ruca Cura en incendios de interfase.

El principal sostén económico

La puntual cuota que les deposita el Simbov se transformó para los bomberos en su principal sostén económico. El estricto sistema de rendiciones de gastos los fuerza a ser eficientes.

El último balance revela que durante el 99 se pagaron 39.800 pesos por conservación de rodados, 30.130 de combustibles y 51.807 de sueldos de los cuarteleros encargados de las guardias y atender el teléfono. Este último gasto es uno de los que buscarán reducir de ahora en más. Otro objetivo es lograr precios más bajos en cada compra. Para esto concurrieron a la feria internacional de proveedores de bomberos en la que se manejan precios un 40 por ciento menores que los intermediarios.


Comentarios


Bomberos de Bariloche recibieron 700.000 pesos