Bomberos de Río Negro reclaman más recursos

El titular de la Federación, Néstor Linares, dijo que los cuarteles están en "alerta rojo". También exigen un aumento en los aportes que reciben de Nación, provincia y comuna.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El presidente de la Federación de Bomberos de Río Negro y tesorero de la asociación local, Néstor Linares, aseguró que los cuarteles están en "alerta rojo" porque no pueden sostener sus gastos de funcionamiento.

Reclamó un aumento "urgente" en los aportes que reciben del municipio de Bariloche, la provincia y también del gobierno nacional.

Según Linares, la situación está "desbordada" por el aumento en el precio de todos los insumos y la multiplicación en el número de emergencias.

Explicó que en Bariloche los cinco cuarteles existentes afrontan en conjunto unas 3.000 salidas anuales, con una mayoría de accidentes de tránsito.

Pero aclaró que la crisis no afecta sólo a los bomberos locales sino que "lo mismo ocurre en la provincia y en toda la Argentina".

La advertencia comunicada ayer a este diario contrastó con los elogios que el mismo Linares dedicó al gobierno provincial el pasado 3 de octubre, cuando compartió escenario con el gobernador Miguel Saiz durante la presentación de 30 nuevos móviles para todos los cuarteles rionegrinos.

Aquella vez el dirigente agradeció con emoción y aseguró que a Río Negro la toman como modelo y referencia porque "es la provincia que más beneficios tiene para los bomberos voluntarios en la Argentina".

Ayer en cambio se quejó de que la ley provincial que creó un aporte ciudadano en función del consumo de luz con el fin de sostener a los bomberos "todavía no está vigente porque falta la reglamentación".

También dijo que otra ley de 1984 por la cual perciben el 2 por ciento de lo recaudado por Lotería de Río Negro "es insuficiente" y pidió llevarlo "al 8 por ciento".

En el municipio local funciona desde hace años el SIMBOV, que administra una tasa obligatoria también destinada a los bomberos, sobre la cual hubo se aplicó un aumento hace pocos meses.

Según Linares, esa corrección no cubrió las expectativas porque hoy el SIMBOV recauda "unos 60 mil pesos al mes para distribuir entre cinco cuarteles".

Señaló a modo de ejemplo que "un hotel de cinco estrellas paga apenas 8 pesos" para esa tasa y dijo que sería necesario "un aumento del 200 por ciento" para que los cuarteles puedan cubrir sus gastos operativos.

"De la Nación recibimos unos 2.000 pesos cada cuartel, que provienen del 3 por mil de la facturación de las compañías de seguros, pero tampoco alcanza -argumentó Linares-. No hay que olvidarse que ahora viene el verano y debemos estar preparados para los incendios de interfase, pero no tenemos el equipamiento".

Según el dirigente, en la Argentina hay 720 cuarteles y unos 50 mil bomberos que trabajan sin cobrar "y que le significan al gobierno un ahorro de 1.000 millones de pesos mensuales".

Puso como ejemplo los sistemas de otros países donde el personal que trabaja en emergencias es total o parcialmente rentado, como "Estados Unidos, Alemania, Francia, España e incluso en Venezuela, Ecuador y Uruguay".

Por otra parte, Linares recordó que cumplen "un servicio público de 24 horas" y dijo que "los siniestros son cada vez más problemáticos", con una participación creciente de accidentes de tránsito y una declinación relativa de los incendios, lo cual obliga a reconsiderar las necesidades de capacitación y equipamiento.

Hace ya un mes y medio los cinco cuarteles de bomberos de Bariloche le habían pedido al intendente de entonces, Marcelo Cascón, que gestione un subsidio extraordinario de 200 mil pesos para atender sus gastos de funcionamiento.


Comentarios


Bomberos de Río Negro reclaman más recursos