Bonadio: “si aparezco suicidado, busquen al asesino”

Con esta advertencia el magistrado cuestionó su desplazamiento de la causa. Después se arrepintió de la expresión y dijo que no tenía “ningún temor” por su vida.




CAUSA HOTESUR

El juez federal Claudio Bonadio cuestionó hoy duramente su desplazamiento de la causa Hotesur, en la que se investiga a la presidenta Cristina Fernández y a su familia por presunto lavado de dinero y aunque primero sugirió que si aparecía “suicidado, busquen al asesino”, luego se mostró arrepentido de haber pronunciado esa frase.

“Si aparezco suicidado, busquen al asesino porque no es mi estilo”, alertó por radio Mitre, en referencia a la ofensiva en su contra en torno de esta causa, aunque luego, por otras emisoras, manifestó que fue una “ironía”, un comentario “mordaz”, que no abrigaba ningún “temor” por su vida y que se “arrepentía” de esa expresión. Bonadio admitió que “gente” allegada al gobernador bonaerense y candidato presidencial kirchnerista, Daniel Scioli, intentó reunirse con él para hablar sobre la investigación por presunta corrupción que salpica a la familia presidencial, pero manifestó que él “declinó” cualquier contacto en torno a este tema.

“Yo tuve varios encuentros con Daniel Scioli” independientemente de este expediente, reveló el magistrado, y admitió que en torno a esta causa “hubo intentos de reuniones” a instancias de allegados al mandatario provincial “que yo decliné”.

El magistrado calificó de “absolutamente falaces” los argumentos de la Sala I de la Cámara Federal que, en voto dividido, falló a favor de su desplazamiento de la causa Hotesur y advirtió: “Uno tenía claro que si yo no dormía las actuaciones, esto de alguna manera iba a pasar”. “Esta es una maniobra que no es inusual en la Sala I de la Cámara Federal”, afirmó, al apuntar contra los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballesteros, que resolvieron desplazarlo de la investigación -por estimar que cometió anomalías y violó las garantías de defensa de los acusados-, mientras que Eduardo Farah falló por su continuidad. El juez federal consideró una “cosa horripilante este intento de colonización y domesticación” de la Justicia por parte del kirchnerismo y aseguró que le dio “mucha tristeza” el tuit de la Presidenta en el que, con ironía, anteayer sugirió la posibilidad de que él podía “allanar” la fiesta de cumpleaños de su nieto, Néstor Iván.

En cuanto a operaciones y presiones de parte del poder político por este expediente -y antes de dar marchar respecto a sus propias declaraciones-, Bonadio alertó: “Si aparezco suicidado, busquen al asesino porque no es mi estilo”. De esta manera, aludió a la desaparición del fiscal federal Alberto Nisman, quien apareció muerto en su departamento de Puerto Madero luego de acusar a la primera mandataria y a otros funcionarios nacionales de firmar el acuerdo con Irán para desvincular a ese país de su presunta responsabilidad en el atentado a la AMIA.

Ante una pregunta, Bonadio se abstuvo de opinar sobre el juez Daniel Rafecas quien, por sorteo, fue designado para reemplazarlo en la causa en la que se investiga a la familia presidencial por presunto lavado de dinero en sus emprendimientos hoteleros en el sur del país.

“Daniel Rafecas es un colega, sobre los colegas no abro juicio. Esto no quiere decir que es positivo ni es negativo; me abstengo de abrir juicios”, expresó Con respecto al futuro de la investigación de la que fue apartado, señaló que el caso no está cerrado, al recordar que el fiscal Germán Moldes y la diputada y líder del GEN, Margarita Stolbizer, querellante en el expediente, tienen posibilidad de apelar el fallo la Cámara de Casación Penal.

Por último, Bonadio justificó haber recurrido a la Policía Metropolitana para realizar en Río Gallegos los allanamientos de empresas vinculadas a Máximo Kirchner y rechazó las agrias críticas del oficialismo por esta circunstancia: “Si esta es la discusión central, están perdidos”, deploró.

El juez esgrimió que pidió la intervención de la Metropolitana para garantizar la reserva de los allanamientos a realizar y porque “trabajan bien”.

“(Los involucrados) se enteraron de que íbamos a allanar a las 8 de la mañana del lunes y si lo hubiéramos hecho con otra fuerza federal esa luz de secreto no hubiera existido”, afirmó y remarcó que es habitual que los juzgados en el interior recurran a distintas fuerzas, no solamente a la Policía Federal, para asistir en los allanamientos.

Fuente DyN


Comentarios


Bonadio: “si aparezco suicidado, busquen al asesino”