Bonafini ahora “descubre” y se “alegra” por trabajo pastoral de Bergoglio en las villas

En tono conciliador le escribió con tono conciliador, tratándolo de “Don Francisco”. En enero 2008 ocupó la Catedral de Buenos Aires donde advirtió que iba a convertir ese templo en un baño público y fue denunciada por dejar un balde de orina en el altar.



#

POLÍTICA

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien supo criticar al cardenal Jorge Bergoglio, dijo hoy “descubrir” y “alegrarse” por el trabajo pastoral del ahora papa Francisco en las villas porteñas.

“Hoy, ante mi sorpresa, escucho a muchos compañeros explicar de su entrega y trabajo en las villas. Me alegro infinitamente al saber de su trabajo y siento esperanzas de un cambio en el Vaticano”, subrayó en una carta publicada en el sitio web de la organización.

“Don Francisco, no sabía de su trabajo pastoral, sólo sabía que el máximo dirigente de la Iglesia argentina habitaba en la Catedral, esa Catedral que cuando marchábamos y pasábamos por delante, le cantábamos: ‘Ustedes se callaron cuando se los llevaron’”, recordó.

La semana pasada, horas después de la elección, las Madres criticaron en duros términos la actuación de Bergoglio durante la última dictadura militar.

Ahora, en una misiva con otras formas, Bonafini solicitó al Papa “no luchar por una Iglesia para los pobres”, sino unirse a “todos los que en este mundo injusto luchamos para que se termine la pobreza y alguna vez la igualdad sea una realidad y entonces lograremos un mundo de niños felices y sonrientes”.

“Basta de niños descalzos y con grandes pancitas. En nuestra Patria Grande Latinoamericana de San Martín y Bolívar miles dieron la vida para lograr la erradicación de la pobreza que, junto con la educación y el trabajo, eran los grandes sueños de nuestros hijos desaparecidos”, enfatizó.

Al conocerse la elección de Bergoglio como Papa, Bonafini dijo que sólo mantienen relación “con los sacerdotes del Tercer Mundo” y no con la Iglesia Católica en su conjunto.

“Sobre este Papa que nombraron sólo tenemos para decir: ‘Amén’”, expresó.

“Nosotras hicimos una lista de 150 sacerdotes asesinados por la dictadura, que la Iglesia oficial calló y nunca reclamó por ellos”, manifestó.

Tras sostener que “las Madres hace muchísimos años, casi desde el mismo momento en que comenzamos nuestra lucha, tuvimos relación solamente con los sacerdotes del tercer mundo”, advirtió que “la Iglesia oficial es opresora pero la del Tercer Mundo es liberadora”.

En enero 2008, Bonafini ocupó junto con miembros de la Organización la catedral de Buenos Aires durante una protesta, en la que advirtió que iba a convertir ese templo en un baño público y fue denunciada por dejar un balde de orina en el altar. (DyN)


Comentarios


Bonafini ahora “descubre” y se “alegra” por trabajo pastoral de Bergoglio en las villas