Boqueteros roban un millón de pesos en alhajas

Un planificado robo fue cometido por al menos dos boqueteros en una joyería de Comodoro Rivadavia. Desactivaron una sofisticada alarma con una botella de agua y papeles de diario.

COMODORO RIVADAVIA (Télam).- Al menos dos delincuentes robaron más de un millón de pesos en alhajas de una joyería situada en pleno centro de Comodoro Rivadavia, a la que ingresaron tras realizar un boquete en el techo y desactivar la alarma mediante un rudimentario sistema casero, informaron ayer fuentes policiales.

Los detectives establecieron que con una botella plástica con agua y papeles de diario, los ladrones provocaron un cortocircuito en la alarma y lograron desactivarla, lo que les permitió acceder al lugar con total tranquilidad, sin ser advertidos.

El robo, que fue descubierto el jueves pasado el mediodía, se cometió durante la madrugada en la "Joyería Iñíguez", que se encuentra ubicada en avenida San Martín al 300, en el centro de Comodoro Rivadavia.

De las investigaciones preliminares realizadas por la Policía chubutense, surgió que los ladrones que saquearon el local fueron al menos dos, quienes lograron apoderarse de más de un millón de pesos en joyas, según estimó el dueño del comercio, Roberto Iñíguez.

Los delincuentes se aproximaron probablemente durante la madrugada a la joyería por un pasaje que da a la calle 9 de Julio y desde allí accedieron a los techos del comercio.

Una vez allí, los ladrones abrieron un boquete en el techo y mediante un rudimentario método lograron desactivar el sistema de alarmas instalado en la joyería.

"Actuaron con precisión y un gran profesionalismo. Se estima que hicieron un gran trabajo de inteligencia previo", dijo uno de los investigadores consultados.

Cuando lograron entrar al comercio, los delincuentes se apoderaron de cuantas joyas y piezas de valor encontraron en el lugar.

Según Iñíguez, la banda le robó "unos 350 aros y anillos de oro y otro número similar en dijes de oro y piedras preciosas".

"El botín supera el millón de pesos", resaltó el damnificado.

Los pesquisas destacaron que el golpe fue posible gracias al éxito del sistema que los ladrones emplearon para violar el sistema de seguridad de la joyería.

El subcomisario de la policía chubutense, Ricardo Brandt, explicó que los delincuentes "inutilizaron la moderna alarma mediante un original sistem compuesto por una simple botella de plástico con agua y papel de diarios".

"El sistema es inédito, no visto antes en esta zona, por lo que personal especializado está estudiando qué tipo de reacción lograron provocar con esos elementos cerca de una alarma", añadió el subcomisario.

El jefe policial declinó proporcionar mayores detalles al respecto, para no revelar públicamente el método casero que permitió vulnerar un sistema de seguridad.

Al respecto, Brandt sólo detalló que con esos simples elementos, los delincuentes "provocaron un cortocircuito en los sensores de la alarma de la joyería", mientras que "a los visores los taparon con papel de diarios".

"La hipótesis que manejamos es que actuó más de una persona y la Brigada de Investigaciones está trabajando sobre un dato muy preciso que surgió en las últimas horas, pero no podemos revelar nada para no entorpecer la investigación", añadió el vocero policial.


Comentarios


Boqueteros roban un millón de pesos en alhajas