Boston se colocó a un triunfo del anillo

Celtics derrotó a Lakers, por 97-91, y lidera 3-1 la serie final de la NBA.





Boston levantó una desventaja de 24 puntos y robó un encuentro de visitante, para colocarse match point en la final de la NBA. Los Celtics superaron a Los Ángeles Lakers, por 97-91 y lograron una ventaja de 3-1, en la serie al mejor de siete juegos.

Para conseguirlo fue necesaria una remontada heroica, y ahora Boston podrá reclamar su lugar en la cima del básquet profesional de Estados Unidos si ganan el quinto partido de la serie, programado para mañana, nuevamente en Los Ángeles. Ningún equipo hasta ahora ha podido recuperarse de una desventaja de 3-1.

Para los Celtics sería su décimo séptimo campeonato en toda su historia, algo que se presentaba imposible hace un año.

Pese a que la NBA no lleva un registro de la remontada más grande en un partido de serie de campeonato, los de Doc Rivers fueron protagonistas de una que será recordada siempre en sus enfrentamientos con los Lakers.

Cuando terminó el partido, un agotado Paul Pierce, que jugó ante sus familiares y amigos, se dobló de cansancio y felicidad. El equipo con el que se quedó durante una década y con el que tuvo temporadas desastrosas como la del 2006-2007, cuando sólo ganaron 24 partidos, acababa de lograr una hazaña considerada casi imposible.

«La absorbimos. Sabíamos que no íbamos a perder», dijo Pierce, que anotó 20 puntos. Kevin Garnett agregó 16 y 11 rebotes y Ray Allen sumó 19 unidades y los Tres Grandes de Boston, reunidos el año pasado por el gerente general Danny Ainge para revivir a un equipo que estaba acostumbrado a colgar gallardetes de las vigas de su arena, pusieron a los Lakers al borde de la eliminación.

Kobe Bryant anotó 19 puntos al encestar 6-19 tiros a la canasta, pero el MVP no pudo salvar a los Lakers de sufrir otra derrota.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Boston se colocó a un triunfo del anillo