Botnia, con Tabaré, inauguró su puerto y hubo protesta en lanchas

Los manifestantes fueron alejados por Prefectura. En medio de fuerte custodia, Vázquez llegó en helicóptero.

#

Los ambienta-listas, en pequeñas embarca-ciones, trataron de acercarse al puerto. Fueron disuadidos por botes de gendarmes uruguayos. Tabaré Vázquez, en la apertura y con fuerte escolta.

GUALEGUAYCHU.- El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, inauguró ayer la terminal portuaria de la empresa Botnia, mientras asambleístas de Gualeguaychú protagonizaron a pocos metros de la costa uruguaya una protesta a bordo de pequeñas embarcaciones.

Los manifestantes fueron alejados por la Prefectura de Uruguay, en una nueva escalada de la tensión entre ambos países a raíz de la controversia abierta por la instalación de la pastera en Fray Bentos. Inclusive, si las protestas no cesan, el gobierno de Tabaré admitió la posibilidad de recurrir al Ejército para custodiar los alrededores de la planta de celulosa. (Ver recuadro)

Tabaré Vázquez llegó al lugar a bordo de un helicóptero. La cercanía entre los barcos de los ambientalistas y la máquina que trasladó al presidente generó cierta tensión y acaparó las miradas en el lugar, rodeado por un importante operativo de seguridad de la prefectura uruguaya.

Los ambientalistas, quienes llegaron en unas 12 embarcaciones hasta el canal del río Uruguay, que marca el límite entre ambos países, avanzaron hacia una zona cercana a la costa de la localidad uruguaya de Nueva Palmira y fueron seguidos por una lancha de la Prefectura uruguaya. Según las autoridades uruguayas, los activistas habrían ingresado a las aguas territoriales del vecino país.

El asambleísta Jorge Fritzler, quien se encontraba en el lugar, aseguró que "estuvimos a escasos metros del puerto" que Botnia construyó.

"Nos vimos los rostros", con los funcionarios uruguayos y directivos de la pastera finlandesa, aseguró Fritzler, aunque indicó que no sabía si embarcaciones de la Asamblea habían ingresado a aguas del vecino país.

De todas formas, admitió que "la Prefectura uruguaya nos siguió con gomones, pero no nos pudo alcanzar".

Fritzler precisó que la Prefectura Argentina brindó seguridad a los manifestantes y no impidió la marcha, al tiempo que reveló que algunos efectivos de la fuerza de seguridad uruguaya "nos guiñaban el ojo y levantaban los pulgares, como si aprobaran nuestros reclamos".

"Gualeguaychú no se va a quedar quieto", remarcó, a la vez que se manifestó muy conforme con la protesta. Unos 70 asambleístas en una docena de embarcaciones habían partido esta mañana

del puerto de Villa Paranacito, en el sur de Entre Ríos, rumbo al canal que marca el límite con Uruguay.

Allí, desplegaron banderas argentinas y uruguayas y con un altavoz leyeron una consigna.

"Argentina les dice fuera Botnia y fuera Finlandia, terroristas del medio ambiente. Gualeguaychú seguirá la lucha. Fuera del río Uruguay. Señores: están inaugurando un puerto ilegal. Fuera Botnia. Fuera Finlandia", leyó uno de los participantes.

Además de los ambientalistas de Gualeguaychú que protestaron en el río, en una zona cercana al puerto de Botnia un grupo de personas recibió con silbidos al presidente de Uruguay.

Vecinos de las localidades de Nueva Palmira y Agraciada rechazan la instalación de las papeleras y también de una fábrica de ácido sulfúrico, que fue autorizada por el gobierno a instalarse en esa zona. (DyN y AFP)


Comentarios


Botnia, con Tabaré, inauguró su puerto y hubo protesta en lanchas