¿Botox contra la depresión?





HANNOVER (DPA).- Veneradas como antiarrugas pero acusadas de congelar el gesto, las inyecciones de botox podrían no obstante ayudar a sonreír de nuevo si, como sugirió ayer una investigación germano-suiza aparecida en “Journal of Psychiatric Research”, la sustancia actúa contra la depresión.

Investigadores de Hannover y Basilea han descubierto esta conexión, en un estudio sobre 30 personas víctimas de depresión y sin reacción al tratamiento habitual antidepresivo.

La mitad de los pacientes recibieron inyecciones en la frente de la toxina Botulina (botox) y la otra mitad sólo con un suero inocuo. La facultad de Medicina de Hannover informó que, apenas dos semanas después, el grupo tratado con botox habría remitido en la depresión. El grueso de los síntomas se habrían reducido en un 60 por ciento tras seis semanas de tratamiento y, al final del experimento, tras 16 semanas, el grupo habría notado aún más mejoras. La mejora entre quienes recibieron un placebo sustitutivo apenas fue significativa.

El tratamiento carecería en general de efectos secundarios, sería seguro y económico, dado que el efecto de una inyección dura varios meses, recordó el profesor Tillmann Krüger, de la Clínica Universitaria MHH, de Psiquiatría, Socialpsiquiatría y Fisioterapia.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
¿Botox contra la depresión?