Brasil busca más poder por medio del FMI



BRASILIA.- Brasil quiere aumentar su participación en el FMI en plena crisis económica en Europa, con lo que podrá ayudar al Viejo Continente sin asumir el riesgo de una asistencia directa y, de paso, convertirse en un actor de peso en el organismo, según analistas. El gobierno de Dilma Rousseff planteó elevar sus cuotas en el Fondo Monetario Internacional (FMI) en una estrategia coordinada con el bloque de países emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para apoyar a los países europeos, aunque el plan no fue concretado en la reciente cumbre del G20 en Cannes, Francia. No se hizo en el G20 “una propuesta concreta en números” pero “no quiere decir que eso no suceda en un futuro”, dijo el martes el ministro de Hacienda, Guido Mantega. El funcionario negó así la información del diario Valor Económico, de que Brasil ofreció en el G20 reforzar al FMI con 10.000 millones de dólares para ayudar a Europa. Los analistas creen que Brasil, la mayor economía de América Latina, está muy interesado en canalizar su asistencia a través del Fondo para aumentar su poder en la organización y evitar una inversión riesgosa de sus reservas internacionales, que alcanzan los 360.000 millones de dólares. “Usar el canal del Fondo le da a Brasil una seguridad financiera mayor y un impacto geopolítico mucho más amplio”, dijo Carlos Langoni, ex director del Banco Central.


Comentarios


Brasil busca más poder por medio del FMI