Brasil: la relación con Venezuela no está normal

Siguen los cruces tras el cierre por parte de Chávez de una cadena de tevé opositora y las críticas del Senado brasileño





#

Lula:

LONDRES/BRASILIA.- El canciller de Brasil, Celso Amorim, reconoció ayer en Londres que la relación entre su país y Venezuela "no está normal" debido a las declaraciones del presidente venezolano Hugo Chávez, quien acusó al Senado brasileño de repetir "como loros" los mandatos de Estados Unidos.

Las declaraciones de Chávez fueron hechas a raíz de que el Senado de Brasil anunció que hará un "llamado" al gobierno de Venezuela en favor de la reapertura del canal televisivo RCTV, cuya licencia de transmisión no fue renovada por Chávez y salió del aire el domingo después de 53 años de operaciones, lo que generó intensas polémicas tanto dentro como fuera de Venezuela.

"Mi expectativa es de que todos los excesos retóricos puedan retroceder y que las relaciones puedan volver a la normalidad que deben tener", afirmó Amorim en el centro de prensa de la embajada brasileña en Londres.

"La retórica puede haberse salido (de la normalidad) pero eso es algo que a veces dura un día, dos días. Es una nube que pasa. Veremos", agregó. Tras conocer las declaraciones de Chávez, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, rechazó el viernes las acusaciones y consideró que "Chávez debe ocuparse de Venezuela". "Yo no puedo comentar un discurso de un jefe de Estado sólo porque usted (el periodista) me hace esa pregunta. No sé si Chávez lo dijo o no lo dijo. Si lo dijo, seguramente nuestro embajador en Caracas lo comunicará al Itamaraty (Cancillería). Todos somos adultos, y cada uno tiene responsabilidad sobre lo que dice", afirmó Lula en Londres, donde el viernes realizó una visita privada.

El mandatario brasileño declinó opinar sobre el cierre de RCTV, afirmando que "ese es un problema de Chávez... No es un problema de Brasil". Al mismo tiempo, la cancillería

brasileña divulgó el viernes un comunicado rechazando las declaraciones de Chávez, al tiempo que el canciller interino de Brasil, Rui Nogueira, convocó al embajador de Venezuela en Brasilia, Julio García Montoya, para comunicarle el malestar brasileño con relación a las declaraciones de su presidente.

En ese sentido, Amorim sostuvo que la "independencia, la dignidad, los principios democráticos y nacionales del Congreso brasileño no pueden y no están nunca en juego". "No es apreciable que una autoridad extranjera, sea cual fuere, se manifieste sobre nuestro Congreso", enfatizó. La decisión del Senado brasileño de solicitar la reapertura de RCTV fue aprobada en la noche del miércoles con los votos favorables de 15 senadores, entre ellos varios aliados y correligionarios de Lula en el Partido de los Trabajadores (PT), y recibió el apoyo expreso de los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Arlindo Chinaglia.


Comentarios


Brasil: la relación con Venezuela no está normal