Brasil quiere reducir su gigantesca deuda

Asciende a más de 300.000 millones de dólares



El gobierno de Brasil anunció ayer un nuevo plan anual que pretende reducir el costo de su deuda pública, que equivale a más de 300.000 millones de dólares y es una de las más grandes entre los países en desarrollo.

La estrategia persigue minimizar los costos financieros a largo plazo, asegurar "niveles prudentes de riesgo" y contribuir "para el buen funcionamiento del mercado de títulos públicos", según el documento del Ministerio de Hacienda presentado ayer.

La previsión oficial es que al cierre de 2004 la deuda interna se sitúe entre 820.000 y 880.000 millones de reales (cerca de 273.000 y 293.000 millones de dólares). Si se suma la deuda externa por vencer y los intereses correspondientes, el saldo deudor estará entre un billón y un billón 150.000 millones de reales (entre 333.000 y 383.000 millones de dólares), frente a los 309.000 millones de dólares al cierre de 2003.

El año pasado, la deuda interna, principal factor que influye en toda la economía brasileña, ascendió a 731.000 millones de reales (243.000 millones de dólares), con un alza de 17 por ciento respecto al saldo de 2002. El Tesoro brasileño indicó que alargará los plazos promedio de vencimiento de papeles emitidos en oferta pública y reducirá el porcentaje de la deuda que vence en los próximos 12 meses, informó la agencia DPA.


Comentarios


Brasil quiere reducir su gigantesca deuda