Brasil recuperó el aire en el último minuto

Perdía 2-1 ante Paraguay y quedaba con un pie afuera. Pero apareció Fred y sigue con vida.



1
#

2
#

Iban 36’ del segundo tiempo. Mano Menezes, el DT de Brasil, ordenó el cambio como último recurso para modificar la historia. Sacó del campo nada menos que a Neymar, el nuevo “niño dorado”, y mandó a la cancha a Fred con la misión de que salvara su puesto ante la catástrofe. Brasil estaba con un pie afuera de la Copa América, pero el jugador del Lyon terminó rescatando a Menezes.

El empate agónico por 2-2 le devolvió el aire al ‘Scratch’, quien estuvo cerca del escándalo que podría significar un Brasil al borde de la eliminación en la fase inicial de un torneo, en el cual defiende el título. Paraguay, ya con el 2-1 a su favor, tuvo un par de chances como para liquidar el encuentro pero fue piadoso con su rival y le terminó costando la victoria.

El PT de este duelo sudamericano jugado en el remodelado estadio “Mario Alberto Kempes”, se podría dividir en dos. Paraguay, con más ímpetu y decisión, acorraló al Scratch y supo cómo maniatarle sus intenciones.

La presión ejercida por el equipo de Gerardo Martino, no dejando pensar a los creadores brasileños, le permitió dominar el juego en todos los sectores del campo. Brasil caía en acciones individuales, principalmente por el lado de Neymar quien debía retroceder demasiado para hacer contacto con el balón.

Sin embargo el partido empezó a tener un quiebre a partir de los 20’. Brasil, que no había hecho prácticamente nada en ataque, le recordó a Paraguay que para que su plan surtiera efecto, no debía descuidarse ni un minuto. Una gran combinación a un toque entre Ganso y Jadson, derivó en un pase en profundidad para Pato quien quiso eludir a Justo Villar, pero el arquero se jugó la vida y salvó su valla.

De a poco, Brasil recuperó la memoria. Paraguay no fue consistente en su presión, su rival comenzó a soltarse y el juego se equilibró.

El equipo de Menezes justificó el equilibrio e hizo lo que no pudo el conjunto guaraní cuando dominó campo y balón. A los 38’, Jadson, el reemplazante del cuestionado Robinho, metió un derechazo inatajable entrando por el centro de la defensa paraguaya y adelantó a la ‘Canarinha’.

Para el ST, Paraguay apostó a un juego más pensante, tratando de explotar los puntos flacos de Brasil en defensa. Fue así que tras una escalada de Dani Alves por derecha, que no pudo ser aprovechada por Neymar, dejó un flaco abierto en la defensa. El hueco fue aprovechado por Estigarribia en la contra, quien escaló por el andarivel izquierdo y metió una asistencia exquisita para la entrada de Santa Cruz, que venció sin inconvenientes a Julio César.

Como una coincidencia maldita para Brasil, luego de otra chance desperdiciada por Neymar, quien no pudo con Villar, llegó el segundo gol de Paraguay. Nelson Haedo Valdez, que llevaba apenas tres minutos en el campo (iban 21’), recibió una asistencia de Santa Cruz en el corazón del área brasileña y resolvió, rebote mediante, ante el cruce desesperado de Lucio.

Paraguay hacía historia y estuvo muy cerca de escribirla. Pudo cerrar una tarde inolvidable pero le dejó el último párrafo a Brasil y el equipo de Menezes no dejó pasar la oportunidad.

El irresoluto Neymar le dejó el lugar a un compañero con menos cartel. Frederico Chaves Guedes, más conocido como Fred, fue el encargado de recordarle a Paraguay que mientras el reloj siga corriendo, Brasil sigue siendo Brasil.

copa américa


Comentarios


Brasil recuperó el aire en el último minuto