Brasileños, mucho más optimistas que nosotros



#

Los brasileños son los latinos más convencidos de que su futuro será mejor.

La última encuesta del Latinobarómetro a más de 20.200 personas en 18 países de América Latina demuestra con cifras el mayor optimismo que, en general, se percibe en la región. Sin olvidar la pobreza, la desigualdad, la corrupción y la violencia, como principales males endémicos de la zona, los latinoamericanos se ven mejor a sí mismos, a sus países y al mundo que hace más de un lustro. La actual crisis económica, además, ha reforzado el papel del Estado. Ahora hay más gente que cree que el bienestar de la mayoría depende del poder de gestión de los gobiernos. Los brasileños, siguiendo la tendencia de los últimos años, son los que más creen que sus vidas y las de sus familias progresarán y que su país va en el rumbo acertado. Los chilenos van por detrás y están entre los más equilibrados a la hora de valorar positivamente la marcha de sus vidas, la de su sociedad y el mundo. Por el contrario, los argentinos son los que menos fe tienen en el futuro de su país. Eso sí, individualmente, están convencidos de que van en la dirección correcta. “En Argentina”, dicen los encuestadores, “es posible creer que una cosa es la sociedad y cada cual, y otra es la manera como funciona el país. Al parecer los argentinos creen en esa separación, que hace posible que el país se recupere de sus crisis gracias al esfuerzo individual más que colectivo”. La encuesta, en definitiva, confirma el divorcio entre el mensaje de los gobernantes y la confianza del ciudadano corriente en Argentina, la tercera economía de la región. El repunte de la imagen de EE. UU. tras el fin de la era Bush y el efecto Obama es patente. El Latinobarómetro muestra que la imagen positiva del gigante norteamericano alcanza el 74%, la más alta desde que comenzó a medirse en 1997. La más baja fue un 55% en 2003, el año que comenzó la guerra de Irak. La opinión positiva de Washington es mayor cuanto más joven es el encuestado. Mientras el 67% de los jóvenes tiene buena opinión, entre los mayores de 60 años el porcentaje sólo alcanza el 55%.

AP


Comentarios


Brasileños, mucho más optimistas que nosotros