Brinzoni insiste en descartar un golpe

El jefe del Ejército dijo que los rumores los lanzan quienes "buscan una disociación entre argentinos".



El jefe del Ejército, Ricardo Brinzoni, negó ayer nuevamente que esa institución pretenda participar de un golpe cívico-militar, como señalan algunas versiones, y ratificó que la fuerza que conduce es respetuosa “de la Constitución”.

Advirtió que “cualquier insinuación (sobre un golpe de Estado) debe correr por cuenta de quienes interesadamente buscan acentuar la disociación interna entre los argentinos”.

Por otra parte, sobre el reparto de los planes asistenciales, aseveró que el Ejército posee “una organización en todo el país que está preparada para hacer ese tipo de apoyo” y confió que “le hemos ofrecido al Presidente (Eduardo Duhalde) esa posibilidad”.

“El día lunes (por hoy) va a haber una reunión concreta para comenzar a implementar esta actividad, que para nosotros es muy importante”, anunció.

En otro orden, defendió la posibilidad de expresarse sobre la crítica realidad social, al sostener que “pretender que no se hable de la República Argentina, con la situación que vivimos todos los argentinos, me parece que es condenarse a un veto en el que no queremos entrar”.

Brinzoni calificó como “una utopía, una gran fantasía” la que menciona una intervención cívico-militar.

“Muchos argentinos seguimos todavía anclados en el pasado. No es el caso del Ejército, en ese sentido hemos evolucionado, gracias a Dios”, sentenció el jefe del Ejército.

Indicó que quienes difunden esas versiones pretenden sacar beneficio “de una posición económica que pueda derivar de un cambio brutal de gobierno”.

También desmintió que el Ejército acepte reprimir ante eventuales desbordes sociales, al señalar que “la legislación no prevé” esa opción.

En sintonía con Brinzoni, el titular del Tercer Cuerpo de Ejército, general de división Julio Ernesto Hang, descartó cualquier posibilidad de un movimiento cívico militar, como respuesta a las graves dificultades que padece el país, y aseguró que la situación en la fuerza “es totalmente tranquila”.

El jefe militar dijo que “de nada sirven estos rumores que tratan de crear sospechas”, cuando se lo consultó sobre la reciente reunión de Brinzoni con empresarios del Grupo Werthein.

Días atrás también se registró un encuentro privado entre el jefe de la Armada, almirante Joaquín Stella y el empresario y presidente de Boca Mauricio Macri, quien suena con fuerza para encabezar un proyecto político nucleado en la centro-derecha.

Por su parte, el ex jefe del Ejército, Martín Balza, negó la posibilidad de que en las filas de la fuerza existan proyectos políticos o líneas internas, que puedan hacer peligrar la continuidad democrática en el país. “No he conocido líneas internas de ningún tipo en el Ejército, sino una sola conducta, que es la conducta profesional que debe tener un oficial de las Fuerzas Armadas en nuestro país”, enfatizó Balza, quien remarcó que ese tipo de actitudes “son cosas que ocurrieron en el pasado, que nunca más vamos a vivir”. (DyN)

Bullrich lo tienta a Reutemann

La ex funcionaria del Gobierno de la Alianza, Patricia Bullrich, reconoció que le gustaría hablar con el gobernador santafesino Carlos “Lole” Reutemann para “compartir el futuro del país”.

Por otra parte, aseguró que la administración nacional “no tiene demasiado claro hacia dónde ir” y alertó que el presidente Eduardo Duhalde “está transitando el mismo camino” que dejó a Fernando de la Rúa “preso entre las estructuras partidarias”.

Opinó que el ex presidente Fernando de la Rúa “quedó preso entre las estructuras partidarias, que querían el mismo camino que está transitando Duhalde, por su incapacidad de contactarse con la gente y realzar los cambios profundos que el país necesita. De la Rúa asumió con una impronta de cambio muy profunda, pero la licuó”.

La ex ministra de Trabajo delarruista rechazó “cualquier tipo de mínima ruptura del orden institucional”, al relativizar versiones sobre la hipótesis de un posible golpe cívico-militar, que consideró “un discurso distractivo”.

Estimó que “tampoco habría que adelantar las elecciones” y que “el gobierno de Duhalde tiene que ubicarse y asumir que está en una transición, que no implica hacer las cosas que desea, sino ser capaz de sintetizar las necesidades de todos”. (DyN)

Nace un partido “distinto”

En momentos en que la política aparece muy desprestigiada y con la voluntad de reivindicar esa actividad como “único medio de participación”, un grupo de mendocinos conformó un partido al que califican como “distinto” y que aspira a “pulverizar los abusos de la clase política tradicional”.

“Estamos hartos del no lo vas a lograr, no tienen el poder necesario, no van a poder pelar con los grandes”, dijo Juan Manuel Carballo, de 29 años, uno de los fundadores de Generación XXI.

Explicó que intentamos hacer “un “cambio sustancial en la cultura política como único medio de reformular” esa actividad y queremos agrupar “a la gente que ha sido excluida del sistema”. Generación XXI funciona sólo en la provincia de Mendoza “pero como nos animamos a soñar”, dijo, también tienen la vista puesta en el resto del país. (DyN)


Comentarios


Brinzoni insiste en descartar un golpe