Brutal represión desatan contra los opositores de Chávez

Ocurrió cuando traspasaban límites autorizados. Con químicos permitidos dispersan a todos. Un colorido grupo salió en defensa del oficialismo.

CARACAS (DPA).- Una marcha de protesta contra la polémica Ley de Educación fue disuelta con gases lacrimógenos por la policía en la capital venezolana, mientras que otra manifestación a favor llegó sin inconvenientes para expresar su apoyo hasta la Asamblea Nacional (Congreso).

La masiva manifestación opositora fue contenida en la céntrica avenida Libertador, donde fue desplegado un cordón de seguridad, con las autoridades acusando a los manifestantes de tratar de superar la barrera.

La policía utilizó gases, balas de goma y camiones con cañones de agua para dispersar la protesta, que se mantuvo firme luego de tres andanadas de bombas lacrimógenas que pretendían disolverla.

Mientras la policía arremetía contra los opositores a la ley, una colorida concentración expresaba su apoyo a la ley a pocos metros de la Asamblea Nacional sin incidentes y con la presencia de la presidenta del Poder Legislativo, Cilia Flores.

La diputada recibió un documento de apoyo que fue entregado por representantes del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV) con el grito de "patria, socialismo o muerte". "Este pueblo rechaza la violencia porque representa el poder popular. Rechazamos el intento de violencia del sector oposicionista que como no tiene argumentos para rebatir la ley promueve la violencia. Esta es una ley liberadora que amplía los derechos y la participación del pueblo. Ellos buscan desestabilizar la revolución bolivariana, los opositores no volverán", dijo Flores.

A su vez, el viceministro del Interior, Juan Romero, acusó a los manifestantes de la oposición de intentar superar la barrera, lo que provocó la reacción de los agentes con los gases. "Un grupo de estudiantes de la alcaldía metropolitana que no quiere entender que hay que respetar las leyes, pretendió romper la barrera y atacaron a los efectivos con piedras y botellas", afirmó.

El diputado opositor Juan José Molina rechazó la versión oficial como una "mentira", pues "nadie intentó traspasar la barrera". "Eso es mentira, es una cobardía del gobierno. Nosotros vamos a seguir protestando, la protesta es un recurso de la democracia", señaló.

La oposición marchó en protesta de una ley que considera fue promulgada para idelogizar a los estudiantes en el socialismo.

La manifestación transcurrió en paz hasta el punto de llegada, en la céntrica avenida Libertador, donde se levantó una barrera de seguridad con varios cientos de de agentes, que dispararon los gases cuando aparentemente algunos trataron de superar el cordón.

La masiva protesta se replegó a unos metros de la barrera, pero muchos manifestantes, en su mayoría estudiantes universitarios, se mantuvieron ondeando sus pancartas y con sus manos levantadas, reclamando el derecho de protesta.

La marcha partió desde el municipio residencial de Chacao y varios miles de personas caminaron sin incidentes hasta la avenida Libertador, que fue el punto de llegada autorizado por el gobierno. Mientras la oposición fue limitada a marchar hasta una avenida alejada de la Asamblea Nacional, punto de llegada que pidió al principio, el oficialismo fue autorizado para concentrarse a unos metros de la sede legislativa.

La manifestación opositora fue seguida de cerca por 2.500 agentes de la policía y brigadas de la Guardia Nacional.


Comentarios


Brutal represión desatan contra los opositores de Chávez