Buenos Aires, “batalla madre” con finales abiertos

Candidatos del PRO ponen en peligro la continuidad del radicalismo aliado al gobierno nacional en municipios clave de la provincia. El kirchnerismo también tiene sus propias internas.



#

Pinedo y Macri dejaron la capital y concentraron las últimas horas de la campaña en Vicente López, para derrotar al “Japonés” García.

CLAUDIO RABINOVITCH crabinovitch@rionegro.com.ar

BUENOS AIRES (ABA) .- A la disputa electoral en la provincia de Buenos Aires se la suele denominar “la madre de todas las batallas”. Con la presidencial prácticamente definida, el gobierno nacional y un sector de la oposición decidieron poner toda la “carne en el asador” en algunas intendencias claves, por el impacto político que tendrá el resultado. Se trata de distritos que suman más de un millón y medio de habitantes. En Vicente López y en Malvinas Argentinas la disputa será entre el FpV y el macrismo; mientras en la primera de esas localidades, así como en la populosa San Martín, los votantes decidirán si sobrevive el radicalismo K o esa construcción política pasa a la historia. El escenario es el siguiente: · Vicente López: El intendente en ejercicio, Enrique “Japonés” García -un radical de la concertación que lleva 24 años en el poder- tiene como adversario principal al diputado provincial Jorge Macri (PRO). Para el macrismo un triunfo del primo del jefe de Gobierno porteño significaría hacer pie (por primera vez con sello propio y no en alianza) fuera de la Capital Federal. A tal punto es relevante lo que ocurra allí, que Mauricio Macri decidió instalar su bunker mañana en Vicente López, donde se desplazará incluso con sus candidatos por la Ciudad de Buenos Aires que integran la lista encabezada por Federico Pinedo. En las primarias, Jorge Macri sacó ventaja sobre García, pero en los últimos días el gobierno nacional “invirtió fuerte” en la campaña de García, más para intentar debilitar al macrismo que por entusiasmo. Será determinante lo que ocurra con un tercer postulante, Norberto Erro (responde a Francisco De Narváez), con quien García intentó realizar un acuerdo. Las mediciones son muy parejas, cada estructura dice estar ganando por un par de puntos. · San Martín: En este partido según la última encuesta hay un “empate técnico” entre dos candidatos K. La sorpresa en este caso la está dando Gabriel Katopodis quien remontó 20 puntos de desventaja que tenía al comienzo de la campaña para ponerse cabeza a cabeza respecto al candidato oficialista del municipio Daniel Ivoskus (hijo del actual jefe comunal desde 1999, Ricardo Ivoskus quien pasó de la UCR al ARI y luego se convirtió en radical K). Los apoyos están divididos: si bien Daniel Scioli acompañó en un par de actos a Ivoskus, Katopodis cuenta con el respaldo del ministro del Interior, Florencio Randazzo, Gabriel Mariotto y fundamentalmente del intendente de Tigre, Sergio Massa, a quien toma como ejemplo de gestión. Los casos de Vicente López y San Martín presentan como factor común que tanto García como Ivoskus pertenecen al radicalismo aliado al gobierno, por lo cual una derrota sería el fin de ciclo de esta estructura que tuvo un duro golpe en Río Negro con la caída de Miguel Saiz. · Malvinas Argentinas: La definición será entre el actual intendente Jesús Cariglino y Luis Vivona. El primero gobierna este municipio desde hace 16 años, pero antes de las primarias de agosto decidió pegar el salto del kirchnerismo al duhaldismo. Hace unos días Mauricio Macri compartió un acto con Cariglino. “El kirchnerismo asumió como misión castigar a un rebelde, por eso Cristina Kirchner eligió ese lugar para cerrar la campaña electoral junto a Vivona”, explicó un dirigente opositor. En numerosos municipios se dan casos de reelecciones indefinidas con la ventaja que implica ser oficialismo. Por ello Macri firmó un convenio por el cual renuncia a la posibilidad de presentarse a más de una reelección, en tanto Katopodis expresó que “políticamente más de una reelección resulta inconveniente”. · Lanús y Quilmes: Son distritos del sur de la provincia con definiciones más previsibles, pero con aspectos peculiares. En Quilmes el “Barba” Gutiérrez (kirchnerista de izquierda) es enemigo acérrimo del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández (de los tiempos en que éste era duhaldista). Anibal fogonea la candidatura de Daniel Gurzi. La ventaja es clara en favor de Gutiérrez. En Lanús el intendente Darío Díaz Pérez tiene como contrincante a Néstor Grindetti, ministro de Hacienda de Macri. El funcionario macrista cuenta con escasas chances en la ciudad donde Scioli encabezó su último acto de campaña a gobernador.


Comentarios


Buenos Aires, “batalla madre” con finales abiertos