Buenos Aires prepara un fuerte operativo



BUENOS AIRES (AFP) – Unos 2.700 miembros de la Policía Federal y de Prefectura naval, además de 3.000 voluntarios resguardarán el viernes el paso de la llama olímpica por la Ciudad de Buenos Aires, anunció ayer el jefe de gobierno de la ciudad Mauricio Macri .

“Hemos dispuesto un operativo policial importante, pero no prevemos nada excepcional”, dijo Macri en la conferencia que brindó junto a Alicia Masoni de Morea, vicepresidenta del Comité Olímpico Argentino (COI). El jefe de Gobierno precisó que la seguridad estará a cargo de 1.200 miembros de la Policía Federal y 1.500 de la Prefectura, mientras que 3.000 empleados de la alcaldía y voluntarios tendrán a su cargo el control del tránsito al paso de la llama de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008.

“No hay que transformar en un hecho político un evento como los Juegos Olímpicos”, indicó Macri, al ser consultado sobre las protestas que se produjeron en París y Londres al paso de la antorcha por la violación de los derechos humanos en China y la situación en la región de Tíbet.

En este sentido, Jorge Aníbal Carcavallo, responsable de la organización Free Tibet (Tíbet Libre) en Argentina, insistió en que denunciarán la situación humanitaria en China, pero pacíficamente. “No vamos a apagar la antorcha. Haremos actos sorpresa pacíficos en la ciudad. Será muy divertido y sin ninguna violencia”, aseguró Carcavallo, quien tomó la palabra como reportero, pero luego se presentó como portavoz de la entidad.

Masoni de Morea destacó que Buenos Aires “es la única ciudad hispanoparlante por la que pasará la antorcha” y afirmó que la capital argentina “será el centro del mundo olímpico” el viernes.

Consultada sobre eventuales protestas, la funcionaria respondió: “Eso no nos tiene que arruinar nuestra fiesta. El mundo no va a cambiar y nosotros vamos a ser perjudicados”.


Comentarios


Buenos Aires prepara un fuerte operativo