Buenos indicadores para los bancos

Si bien no aumenta la intermediación, tienen una elevada rentabilidad



El sistema financiero argentino no es considerado precisamente un motor de crecimiento. De hecho, en la última década, la evolución de este sector ha sido poco significativa. El indicador más utilizado para reflejar la profundización financiera de una economía es el que relaciona el crédito al PIB. Según los últimos datos oficiales publicados por el Banco Central, el financiamiento en pesos a empresas y familias se incrementó llegando a representar el 16,6% del PIB. Este guarismo se ubica por debajo del promedio de los países desarrollados y de América Latina. En un contexto inflacionario y con fuertes e imprevisibles cambios en precios relativos (por ejemplo, el tipo de cambio), los bancos prefieren refugiarse en altos colchones de liquidez y títulos públicos y las empresas buscan eludir el potencial riesgo de quiebra manteniendo bajos niveles de apalancamiento. Por tanto no cabría esperar un avance en esta característica estructural de nuestra economía. Ahora bien, esto no significa que las entidades financieras hayan atravesado dificultades en la última década. La rentabilidad sobre patrimonio (ROE), que en promedio era negativa en el 2003 y el 2004, pegó un salto y en la actualidad se encuentra levemente por encima del 27%. Esta mejora significa un mayor margen financiero, es decir un spread más grande entre el costo de fondeo y la tasa de interés de los préstamos que otorgan. La elevada rentabilidad, mayor liquidez (25,5% de los depósitos totales) y capitalización, junto con un menor ratio de morosidad de los créditos a los hogares, son algunas señales de que el sistema financiero argentino tiene un muy bajo riesgo de crisis. Durante los primeros once meses del 2013 el sistema financiero (banca pública y privada) obtuvo beneficios por $ 24.537 millones, lo que representa un incremento del 40,4% respecto del mismo período del 2012, según surge del último Informe sobre Bancos difundido esta semana por el Central. (Redacción Central)


Comentarios


Buenos indicadores para los bancos