Buenos y malos gitanos

En mi vida he conocido muy buenas personas pertenecientes a la comunidad gitana radicada en Neuquén. Lamentablemente, y como en todos lados, nunca falta la oveja negra que, en este caso, no vaciló en usurpar conocidos apellidos de sus paisanos para continuar cometiendo estafas con vehículos desde su domicilio en la calle Aluminé al 100. Y digo continuar ya que son numerosas las denuncias presentadas por quienes fuimos víctimas -perjudicadas- en ese domicilio. Aparentemente, los intrincados procedimientos que caracterizan a nuestro actual sistema judicial deben impedir a los magistrados y autoridades la aplicación de las leyes vigentes, creando en los causantes una absoluta sensación de impunidad y de una total indefensión en los que fuimos estafados.

Se puede argumentar que el «modus operandi» está justo en el límite de lo penal y lo civil. Pero, ¿en qué artículo del Código Civil el «incumplimiento de contrato» contempla el uso de un nombre falso? ¿Existe el comprador negligente si no existiera previamente el mal vendedor? ¿No es hora de que las autoridades competentes -delitos económicos, sustracción de automotores, licencias comerciales, defensa del consumidor, municipalidades y organismos recaudadores de impuestos- efectúen controles preventivos, estimulando el libre ejercicio del comercio en los buenos comerciantes gitanos y castigando a los malos que se aprovechan de la buena fe de los compradores y de lo complicado e inútil que resulta a posteriori efectuar la denuncia?

Si en cada actividad comercial o profesional, los criollos somos permanentemente fiscalizados y en caso de incumplimiento penalizados, ¿qué artículo de nuestra Constitución exceptúa a personas pertenecientes a etnias o comunidades diferentes? ¿No somos todos iguales ante la ley?

Eduardo A. Tavella

DNI 8.349.532

Neuquén


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora