Buscan adeptos para el Fondo del Bicentenario

Los pampeanos aparecen como la clave del Senado.



#

Archivo

BUENOS AIRES- El gobierno avanzará esta semana con las negociaciones tendientes a sumar adhesiones al polémico Fondo del Bicentenario, mientras la dirigencia de la oposición saca cuentas para lograr el rechazo del Decreto de Necesidad y Urgencia que dispuso su implementación.

La senadora nacional Hilda González de Duhalde reiteró ayer su postura en contra de la iniciativa y proyecta una definición ajustada.

Así, especuló que ante un virtual empate entre senadores oficialistas y opositores espera la definición de los dos representantes de La Pampa, Carlos Verna y María Higonet.

“Tenemos 35 (votos asegurados) y el oficialismo tiene 32 y 3 aliados que siempre votan con ellos, también cuenta 35, y hay dos que están en la mira de todos que son los dos senadores pampeanos”, destacó González de Duhalde.

La senadora recordó a radio Diez que sus colegas “en labor parlamentaria han dicho no somos oficialistas, ni opositores” y que defenderán “los intereses de la provincia”.

“Así que -añadió- “no sé qué van a hacer ante un ofrecimiento que le pueda hacer Néstor Kirchner con dinero de las reservas. Me preocupa mucho que el gobierno no sienta culpa, ni vergüenza de todo lo que está sucediendo”.

En la misma sintonía, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, ratificó que los legisladores de su provincia votarán en contra de la creación del Fondo del Bicentenario y señaló que la provincia espera “que le paguen lo que le deben a cambio de ningún favor”.

“Es invotable para el socialismo”, aseguró aunque admitió que en ese partido hubo “diálogos sobre la posibilidad de tratar este tema”.

El ex vicepresidente del Banco Central Martín Lagos advirtió que “solo un milagro” impedirá que la flamante titular de la entidad monetaria Mercedes Marcó del Pont “haga un desastre” durante su gestión, y desechó la posibilidad de una corrida bancaria.

“Ahora no hay lugar para una corrida porque hay poca plata en los bancos y hay control cambiario”, argumentó. Lagos, quien secundó a Pedro Pou en la conducción del Banco Central, opinó que el uso de reservas monetarias para el pago de deuda “no es un sacrilegio si lo hace un gobierno que genera confianza”.

“En todo el mundo hay muchos medios de pago para financiar al Tesoro. Si el Banco Central tuviera un directorio prudente y no hubiera un energúmeno como Néstor Kirchner nadie temería que esto se convierta en una grosería”, concluyó.

Frente a las críticas, desde el gobierno, defendieron una vez más la medida y confiaron en que será avalada por el Congreso.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, consideró que “la lógica indica que se va a aprobar” porque “es una herramienta para tener un país en el que las economías regionales se van a potenciar, en el que las provincias van a poder tener crédito a tasas razonables”.

“Vamos a tener más crédito, más barato, y vamos a tener, fundamentalmente, una gran agilidad presupuestaria”, alegó.

Sobre el rechazo opositor a la iniciativa, el funcionario opinó que “son todas chicanas” y acotó que no escuchó “ningún fundamento que reflexionara sobre la calidad de la medida”. (DyN)

El gobernador santafesino, Hermes Binner, afirmó que sus legisladores votarán en contra del polémico tema.


Comentarios


Buscan adeptos para el Fondo del Bicentenario