Buscan formar el gobierno, mientras siguen las muertes en Irak

Ayer murieron cuatro soldados norteamericanos y 11 iraquíes





Las negociaciones continuaban ayer entre bambalinas para la formación del ejecutivo iraquí, mientras la incesante violencia segó en las últimas 24 horas la vida a cuatro soldados estadounidenses y a 11 iraquíes.

Once personas murieron en Bagdad, en el norte y en la ciudad rebelde sunita de Ramadi, al oeste de la capital, y la policía reportó once secuestros en el sur.

Mohamad Cherif Alí, un periodista de la televisión norteamericana de lengua árabe Al Hurra, resultó gravemente herido, y su chofer murió en un ataque el viernes en Iskandariya, al sur de Bagdad, según fuentes médicas.

Una célula del grupo de Abu Musab al Zarqaui, jefe de Al Qaeda en Irak, reivindicó el ataque que costó la vida el viernes a tres soldados estadounidenses al norte de Bagdad.

«Los soldados del derecho acaban de probar que cumplen con su palabra y que el enemigo no tendrá tregua jamás en una terra islámica ocupada», dice el cartel pegado en varias ciudades al norte de Bagdad y firmado por la «Brigada Omar al Hadid», que lleva el nombre de un allegado de Zarqaui muerto en la ofensiva estadounidense de noviembre contra Faluya.

«Tarmiya ha sido la tumba de decenas de sus soldados, lo que les ha dado una lección que no olvidarán nunca», se añade en ese cartel, en referencia al ataque con bomba contra una patrulla estadounidense en Tarmiya, 30 km al norte de Bagdad, que costó la vida a tres soldados estadounidenses y dejó heridos a otros nueve, según el ejército.

El ataque «es una operación de represalia por lo que los soldados impíos cometen en la provincia de Al Anbar», según el texto.

El ejército estadounidense lanzó el 20 de febrero la operación River Blitz e esa provincia, donde un Marine murió en combate. También informó acerca de la captura, el viernes, de 51 rebeldes en esa provincia, lo que lleva a 155 el número de detenciones desde el comienzo de la operación.

En medio de la racha diaria de emboscadas y ataques con bomba, un general estadounidense descartó poner fecha fija al traspaso total de la seguridad a las fuerzas del orden iraquíes, mientras las negociaciones políticas para formar el nuevo gobierno avanzan con lentitud. Tres mujeres iraquíes murieron por disparos de mortero al parecer contra una base militar iraquí en una zona cercana a la ciudad de Duluiya, según fuentes de seguridad.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Buscan formar el gobierno, mientras siguen las muertes en Irak