Buscan mantener Neuquén libre de Chagas



#

Las vinchucas halladas no están infectadas.

NEUQUÉN (AN).- Funcionarios y técnicos de Nación y provincia trabajarán en conjunto durante cuatro años para establecer si Neuquén continúa bajo el estatus de zona libre de transmisión de Chagas, como hasta la fecha. El trabajo ya comenzó con un primer análisis de 130 viviendas en la zona rural de Añelo, donde no se hallaron vinchucas infectadas. En junio se prevé tener los primeros resultados de los análisis.

“No se trata de un relevamiento, es una vigilancia, una estrategia que involucra una planificación y acción prolongada”, explicó ayer la veterinaria del departamento de Salud Ambiental de la provincia Alicia Turineto.

Desde Nación, llegó, del equipo del programa nacional de Chagas, Emilio Víctor Vigil.

El trabajo incluirá a las más de 2.000 viviendas de toda la provincia que en el censo 2001 fueron catalogadas como hogares precarios en la zona “endémica” donde en forma silvestre habita la vinchuca.

No sólo se abordarán las casas, sino que además se analizará la salud de la población menor a los 15 años. Incluirá el estudio de vinchucas vivas, de la materia fecal del insecto, análisis de sangre en humanos y el abordaje sanitario y de salud en forma continua hasta 2014.

El trabajo se desarrollará en la zona endémica, donde las vinchucas habitan en estado silvestre, se indicó. Específicamente si la triatoma infestam, la variedad que trasmite el mal, se encuentra y está parasitada.

“En estos años se han hecho estudios y se tienen datos, pero de esta manera sistemática, con viviendas vigiladas durante años y con objetivos específicos además de estudiar la biología del parásito, no se ha hecho en una década”, dijo Turineto.

Se busca una “pauta real” de la zona que hoy continúa con el estatus de libre de transmisión vectorial.

El trabajo involucró a unas 400 viviendas en la zona de Confluencia, incluida las de la meseta, Cutral Co, Plaza Huincul, área de asentamientos irregulares, barrios de El Chocón, Senillosa y Plottier, entre otros. Ya comenzó en diciembre y enero en unas 130 viviendas en el departamento de Añelo.

La zona de pernocte de los trabajadores golondrina en el área rural de Chañar y alrededores forman parte del estudio, en tanto los agentes sanitarios serán parte del equipo que llevará a cabo el planeamiento.

Además del personal de la subsecretaría de Salud, trabajarán los laboratoristas de la provincia. El equipo de abordaje en cada visita estará compuesto por cinco “operarios de campo”, cuatro agentes de Nación y uno de provincia además de dos técnicas en laboratorio, a cargo de las extracciones de sangre.

Los análisis se realizarán en la red de laboratorios de la provincia de Neuquén.

Archivo


Comentarios


Buscan mantener Neuquén libre de Chagas