Buscan más integrantes de los “falsos policías”

Tras la desarticulación de gran parte de la banda, los investigadores creen que algunos no fueron atrapados



#

Alejandra Lefinao era ingresada ayer a la mañana al Juzgado Federal de Roca. Luego fue llevada a la ex alcaidía.

CIPOLLETTI (AC).- Si bien cayó una parte importante de la banda de falsos policías, los investigadores estiman que unas tres o cuatro personas más estarían vinculadas con este grupo delictivo y que habría más uniformes policiales en la calle.

Ayer siguieron rastreando datos, sobre todo en base de los secuestros realizados en los seis allanamientos que se concretaron el martes. Quieren determinar en cuántos hechos podrían estar involucrados los cuatro detenidos en Cipolletti y la mujer que cayó en Allen.

La joven de 20 años, identificada como Alejandra Lefinao, fue trasladada ayer al Juzgado Federal de Roca, pero se negó a prestar declaración indagatoria. Luego, quedó detenida en la ex alcaidía.

Una fuente vinculada al caso dijo ayer que el fuerte de la banda era el robo con armas disfrazados de policías o bien de personal de una empresa privada de correo, aunque algunos de ellos podrían estar involucrados además en otros delitos, tal como se comprobó por lo secuestrado. Se encontró documentación de compra y venta de vehículos, una moto que había sido robada el día anterior en Cipolletti y droga.

En el caso de los robos estiman que el grupo -que aparentemente iba variando de integrantes en algunos hechos- habría actuado en cuatro ocasiones en Cipolletti y una en Cinco Saltos.

El primer asalto que investigan ocurrió el 13 de febrero de la calle Arenales, donde los autores simularon ser empleados de una empresa de correo que llevaban una encomienda. Lograron ingresar a una leñera, donde se apoderaron de 10.000 pesos.

El segundo, ocurrió en una vivienda particular de la calle Paraguay, en la zona norte de Cipolletti. Robaron unos 14.000 pesos. Ya iban vestidos de policías y habrían utilizado el mismo ardid que repitieron en otros casos posteriores: decían que estaban en un procedimiento y que uno de los sujetos se había escapado por los patios. El falso policía pedía ingresar. Una vez dentro de la propiedad, entraban los demás. Solían actuar cuatro o cinco delincuentes.

El tercero fue en el barrio El Manzanar, también en una casa de la calle Los Aromos. Aquí se llevaron algunos objetos personales de los damnificados. El cuarto ocurrió en una casa de la calle Teniente Ibáñez, justo el mismo día que mataron al comerciante Martín López. Se llevaron unos 8.000 pesos. Y el último, se registró en Cinco Saltos; también vestidos de policías.

“Actuaban con conocimiento previo. Sabían que había dinero”, comentó uno de los investigadores.

En el allanamiento realizado el martes en una propiedad de la calle Blas Parera, la Brigada de Investigaciones de Cipolletti -que realizó el seguimiento-, logró detener a tres sospechosos: Carlos Alberto Bustamante (de Allen), Darío Nicolás Fernández y Raúl Gabriel Ríos, quien en un primer momento dio una identidad falsa. En otra casa de la calle Esquiú (no Turrín como se informó inicialmente) atraparon a José Forno, un ex empleado judicial que hace años habría sido investigado en una causa por una presunta estafa. En la casa de Blas Parera encontraron sólo un uniforme policial completo (pantalón, borceguíes, campera, camisa con jerarquía), además de otras prendas similares, una pistola 9 milímetros, una Bersa 3.80 y un revólver 32.


Comentarios


Buscan más integrantes de los "falsos policías"