Buscan un acuerdo fiscal de largo plazo

Nación quiere hacer un pacto con Río Negro y Neuquén



Buenos Aires (ABA)- El gobierno quiere impulsar a partir de este año un acuerdo fiscal de largo plazo con Neuquén y Río Negro, que contemple una estrategia en común con la Nación para llegar al equilibrio presupuestario en el 2003, al estilo del convenio suscripto el sábado con Buenos Aires.

El anticipo fue hecho por Oscar Cetrángolo, subsecretario de Relación con las Provincias, quien anticipó que ya se está trabajando con esas provincias y con otras para alcanzar ese convenio antes de fin de año.

"Este sería un acuerdo de otra magnitud. En el caso de lo que firmamos con Neuquén, Río Negro y otras provincias se orientó a la reestructuración fiscal y la refinanciación de pasivos. Esto en cambio es un pacto de mediano plazo que se orienta a establecer un esquema común con la Nación en cuanto a la eficiencia del gasto y a la coordinación fiscal en conjunto", señaló el funcionario.

Básicamente el acuerdo de Nación con Buenos Aires se orienta a establecer un punto básico de la coparticipación, la armonización tributaria y la transparencia fiscal

Por otro lado, en el Ministerio de Economía de la Nación expresaron un fuerte respaldo a la gestión realizada por los gobiernos de Neuquén y Río Negro y el propio Cetrángolo fue quien precisó que no iba a haber problemas para continuar con el programa de asistencia financiera incluido en el acuerdo marco firmado a principios de año.

"En el caso de Neuquén, tomó medidas importantes para sustituir esa legislación con otra y el cumplimiento fiscal de la provincia es bueno. Ahora vamos a tener que discutir el año 2001. Yo estuve en Neuquén hace poco y están bien en cuanto al cumplimiento de las metas fijadas", recalcó el funcionario.

En su análisis, Cetrángolo marcó diferencias en la situación de una provincia con la otra. "Hay que considerar que Neuquén venía de un déficit muy alto sin haber llegado al límite del endeudamiento, no estaba en una situación financiera totalmente restringida. En cambio Río Negro hace algunos años ya venía tratando de manejar su restricción financiera y acomodando su déficit, por lo cual no hubo en este programa un primer salto de reestructuración fiscal, porque en realidad ya lo venía haciendo", afirmó.

El subsecretario apuntó que "lo que pasó en Río Negro es que hizo una continuidad de un esfuerzo de años anteriores. En Neuquén, en cambio, se dio un primer golpe y hoy estamos viendo cómo seguimos".

Ajustes necesarios

A su vez, consultado sobre los ajustes que podrían venir en la región, Cetrángolo aclaró que Neuquén y Río Negro "ya hicieron una reestructuración importante de las cuentas durante este año, aún cuando el crecimiento de la economía no fue lo que esperábamos".

Remarcó que recién se están viendo ahora algunos signos de reactivación y admitió que recién el próximo año tanto la Nación como las provincias van a percibir esa mejora. "Para el año que viene lo que hay que hacer básicamente es persistir en el camino. Venimos de un déficit de este grupo de provincias de 1.200 a 1.250 millones de pesos y tenemos que continuar trabajando para colocarnos en línea a tener un cero para el 2003", expresó.

El objetivo que está trabajando puntualmente el Ministerio de Economía es lograr que Neuquén, Río Negro y las otras siete provincias que firmaron acuerdos especiales este año no deberían tener globalmente un desequilibrio mayor a los 300 millones de pesos en el próximo año.

De todas formas, y para tratar de llevar un mensaje de mayor tranquilidad, Cetrángolo señaló que "en estas provincias no necesariamente, las medidas de saneamiento fiscal son de reducción de gastos".

"Estas provincias tienen sectores públicos bastante debilitados y tienen que generar un tipo de reestructuración de sus funciones, sancionar legislaciones adecuadas, mejorar los controles de la recaudación. Hay una cuestión de eficiencia micro que hay que profundizar, sobre todo en sectores como salud, educación y recaudación", puntualizó.

Asimismo, Cetrángolo también consideró que en los últimos meses se han hecho esfuerzos importantes en distintas provincias en la mejora de la administración tributaria y que esas iniciativas han sido muy bien vistas por el Fondo Monetario Internacional.


Comentarios


Buscan un acuerdo fiscal de largo plazo