Buscan una salida a la contaminación visual



Neuquén tiene un plan para acabar con la superpoblación de carteles.

NEUQUEN (AN).- La municipalidad de esta capital presentará un proyecto para liberar las veredas y modificar la cartelería que provoca contaminación visual. A cambio ofrecerá estrategias de marketing y una iniciativa para mejorar la seguridad y permitir a la gente pasear y realizar las compras con comodidad.

Las autoridades darán a conocer el proyecto la semana próxima a Acipan, la entidad que agrupa a los comerciantes.

A fin de mes, el gobierno de la ciudad tiene previsto girar al Concejo Deliberante una norma complementaria que regulará la publicidad callejera y que -entre otros aspectos- limita y prohíbe, en algunos casos, la colocación de toldos, marquesinas, columnas y carteles que invaden el espacio público.

Por riendas separadas, el municipio analiza la conveniencia de transformar en peatonal y en horarios determinados, algunos sectores comerciales ubicados en el bajo neuquino para fomentar la actividad económica (ver aparte).

El trabajo plantea una “limpieza” de cobertizos y carteles que exceden más de un tercio del ancho de la vereda y el ancho de la fachada del local.

La propuesta incluye la iluminación en la estructura para publicidad, y una mejora sustantiva del alumbrado público y de la calidad de las veredas.

Para mejorar la circulación peatonal, está previsto mudar el mobiliario urbano en el tercio de la cuadra que mira hacia la calle. El espacio público restante queda liberado a la gente, que a su vez transitará en trochas de circulación lenta (para mirar las vidrieras e ingresar a los negocios) y rápidas.

Los árboles, quioscos, mesas y sillas de confiterías, los faroles y semáforos, las cabinas telefónicas, los refugios de colectivos y los basureros son ejemplos del equipamiento urbano que estará restringido a la franja exterior de las veredas.

Retiro gradual de carteles

La norma oficial propiciará el retiro gradual de la cartelería que avanza hacia las calles y de los postes de sostén de cartelería y de marquesinas que superen las superficies proyectadas para recuperar los espacios públicos.

Los lineamientos fueron trazados por los directores generales Fernando Pasetto y Fernando Gallo, de Planeamiento y Comercio, respectivamente.

Los funcionarios destacaron que esta política es similar a la propuesta por CAME, la coordinadora de actividades mercantiles empresarias, por lo que descontaron el apoyo de ACIPAN y de la mayoría de los comerciantes neuquinos.

Pasetto y Gallo hablaron de “borrador” al dar cuenta de los detalles de la iniciativa. Advirtieron que la situación actual no es responsabilidad exclusiva de los comerciantes, puesto que la norma vigente en materia de publicidad pública “promueve el descontrol” debido a que la ordenanza y su reglamentación se “contradicen”. De ahí la presentación de un proyecto de ordenanza “de corte que reemplace a la actual”.

La ausencia de control incide directamente sobre la recaudación municipal, ya que los comerciantes no denuncian los carteles y la comuna, que no tiene capacidad de fiscalización, no cobra las tasas correspondientes.

A nivel estratégico de “salvataje” de la calle comercial, se propone a los comerciantes un cambio estructural de la imagen de los negocios y de la imagen corporativa de las calles a través de una “estrategia común” que abarca aspectos urbanos, otros referidos al medio ambiente e incluso publicitarios.

Una unidad multisectorial, integrada por representantes del comercio y de la municipalidad local, propondrá alternativas y soluciones particularizadas por calles o sectores comerciales, “al no poder generalizar una solución común, puesto que cada uno tiene en su recorrido diferentes situaciones en la calidad de los usos, particularidades en los volúmenes edificados, diferencias en la densidad y tipos de comercios”, dice en concordancia CAME.

Peatones agredidos por obstáculos de todo tipo

NEUQUEN (AN).- “La calle comercial no es tomada como un espacio colectivo, o lugar de uso común, de cuya calidad urbana, cuidado o conservación depende la afluencia y la comodidad del público”, sostiene Fernando Pasetto, director general de Planeamiento. Por el contrario, agrega, “presenta condiciones de agresividad que han llegado a límites alarmantes”.

Sobreocupación del espacio público con mesas, sillas, maceteros y columnas que dificultan el tránsito peatonal; polución visual con carteles que compiten sin éxito entre sí y rivalizan con el arbolado; falta de seguridad; contaminación auditiva por el tránsito y la música estridente de locales; basura, papeles y envoltorios que sacan los comercios a cualquier hora del día, son muestra palpable del escenario cotidiano del centro neuquino.

Pasetto hizo notar cómo el comercio en general ha avanzado con las marquesinas. Hay sectores del microcentro donde la ausencia de arbolado es notorio. La propuesta, en cambio, da gran importancia al incremento y cuidado de árboles, que por otra parte aporta un entorno diferenciado al que tienen los shoppings.

Pese a que los productos suelen ser más caros que los que se consiguen en las calles comerciales, la popularidad creciente de los grandes centros comerciales se debe a que ofrecen condiciones de seguridad, estacionamiento rápido, servicios, un ambiente ordenado y previsible para caminar y hacer las compras, propaganda y sonidos de fondo -música y publicidad- no agresivos, y ausencia de polución ambiental.

Para contrarrestar estos factores altamente competitivos, el municipio propone a los comerciantes un cambio de imagen que exige esfuerzo y organización. La idea es plantear las directrices del cambio para que el sector privado vuelva atractiva la calle donde funcionan sus negocios.

Dentro de esta política, en coincidencia con la asociación que agrupa a las actividades mercantiles a nivel nacional (CAME), promueve una estrategia de márketing común para los propietarios de los locales de las calles comerciales, la suscripción de convenios comunes con lugares de estacionamiento por zonas, refuerzo de seguridad para los peatones, servicio de limpieza y premios por cantidad de compras.

Pasetto mencionó como antecedente a la experiencia que se está implementando en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, cuyos primeros resultados “han sido buenos”. Agregó un proyecto de imagen publicitaria que contemple “la calle, el contexto y los locales, abandonando la idea actual en donde cada uno intenta sobresalir sobre el otro”.

Un shopping sin techo con calles tranquilas

NEUQUEN (AN).- El shopping a cielo abierto podría complementarse con la habilitación de peatonales en algunas calles del bajo neuquino durante determinadas franjas horarias.

La “semipeatonalización” es una “posibilidad”, una alternativa “en estudio, no hay nada definido”, aclaró puntualmente Fernando Pasetto, responsable del Planeamiento urbano de la ciudad de Neuquén.

El análisis encaja en el plan de recuperación de las calles comerciales, en la mejora del espacio público y en optimizar la calidad de los servicios.

Se inserta, también, en el propósito de aumentar compulsivamente mediante una norma el espacio para caminar en las veredas y eliminar la polución visual producida por carteles que sobresalen unos de otros. La intención es imponer una imagen publicitaria única que contemple las calles y los locales.

La instalación de una peatonal, además de reactivar la economía comercial, tendría un efecto benéfico sobre el medio ambiente al morigerar los ruidos y los gases de los escapes de los autos durante las horas que estaría vedado el paso de vehículos en esos sectores.

De prosperar la iniciativa, el municipio avanzará en un estudio de planeamiento estratégico de la circulación vehicular en las calles circundantes. Por otra parte, desde Comercio, se relevarán los negocios para evitar la saturación de locales del mismo rubro en una misma área de influencia.

La cuestión de imagen de los locales también integra los cerramientos de seguridad al frente de los negocios. En materia de seguridad, además de vigilancia paga, prevé una mejora del alumbrado público y en la calidad de las veredas.


Comentarios


Buscan una salida a la contaminación visual