AHORA: la Corte rechazó la candidatura de Weretilneck

Bush abre ventana diplomática: exilio de Saddam

Promete mostrar todas las pruebas contra Hussein. Para Irak, "está cegado por la fiebre de petróleo".



Estados Unidos sigue acumulando tropas en la zona del Golfo. Los expertos creen que el ataque podría desenca-denarse a fines de febrero y principios de marzo, por ser la “época ideal” por el clima en la región.
GRAND RAPIDS/BAGDAD (Reuters) – Washington prometió ayer apoyar un último intento diplomático para evitar la guerra con Irak y prometió presentar la semana próxima al Consejo de Seguridad de la ONU información “comprensiva” y “reveladora” acerca de los programas de armas de Saddam Hussein.

Parte de estos datos “llenarán algunos de los vacíos” del informe presentado el lunes por el jefe de la misión de inspectores de la ONU en Irak, Hans Blix, dijo el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell.

Tras el discurso sobre el Estado de la Unión, en el que Bush delineó sus argumentos para una acción militar, la Casa Blanca dijo que Estados Unidos ha iniciado una “fase final” de en la que esta abierta una “ventana diplomática” para buscar una salida pacífica a la crisis . “El presidente todavía cree que si la diplomacia da como resultado expresiones de unidad fuertes y poderosas para que Saddam Hussein vea un mensaje lo más poderoso posible de que necesita desarmarse, entonces esto puede resolverse pacíficamente”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer.

Sin embargo, dijo que Bush está decidido a forjar una coalición para desarmar a Hussein por la fuerza, si el líder iraquí no responde.

Por otra parte, el secretario de Estado también repitió el llamado a que el presidente iraquí, Saddam Hussein, se exilie en el extranjero, e incluso le ofreció ayuda para hacerlo. “Estoy seguro de que intentaremos conseguirle un lugar a dónde ir” si Saddam y sus allegados más cercanos deciden abandonar Irak, sostuvo.

Bush dijo ayer al Congreso que Hussein estaba en “total desacato” con las demandas de desarme de la ONU y prometió lanzar un ataque aplastante si fuera necesario, en un discurso con el que intentó obtener mayor respaldo nacional e internacional a una posible guerra.

Aliados clave dieron la bienvenida al ofrecimiento de información de inteligencia que pueda poseer Estados Unidos, pero exhortaron a Bush a que no ataque a Bagdad sin el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU, cuyos miembros, en su mayoría, deben ser convencidos de que Irak tiene vínculos con Al Qaeda o que se necesita realmente una operación militar.

La respuesta iraquí

El embajador iraquí ante la ONU, Mohamed Eldouri, reiteró que su país no tiene armas de destrucción masiva y que la crisis desatada contra su Gobierno se debe a “la fiebre del petróleo” que padece EEUU. Pese a todo, Eldouri ha manifestado la intención de Saddam Hussein de “cooperar activamente con los inspectores de la ONU”.

“Pueden acusar de todo lo que quieran, pero no tienen ni una sola prueba”, dijo el embajador iraquí en respuesta al discurso de Bush, pronunciado anoche ante el Congreso norteamericano.

Aldouri hizo un llamamiento a las Naciones Unidas para que “asuma sus responsabilidades de proteger a Irak de esta administración colonial que está cegada por la fiebre del petróleo”.

“Quiero recordar que la invasión estadounidense en Vietnam no funcionó y que tampoco lo hará en Irak”, agregó Eldouri.

El viceprimer ministro iraquí, Tareq Aziz, negó las acusaciones de Bush de que su país tiene vínculos con la red de Osama ben Laden.


Comentarios


Bush abre ventana diplomática: exilio de Saddam