Bush afirmó que se avanza “ante una feroz resistencia” 1-4-03



Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad

Bush dijo que “el agonizante régimen iraquí podría tratar de extender el terrorismo a nuestras costas”. WASHINGTON- El presidente estadounidense George W. Bush prometió vencer al ejército de Saddam Hussein que opone una “feroz resistencia” en Irak, aun-que no sabe cuánto tiempo tomará. “Cada día estamos más cerca de Bagdad”, dijo. Apoyado por encuestas que indican que pese a las bajas la mayoría de los estadounidenses apoyan la guerra, Bush acusó a los iraquíes de cometer atrocidades y prometió perseguir y castigar a quienes denominó como “criminales de guerra”. “Estamos peleando ahora contra las más desesperadas unidades del ejército del dictador”, dijo Bush. El presidente hizo dos exposiciones ayer en las que la guerra fue el tema central: un mensaje radiofónico semanal desde la casa de campo en Camp David, Maryland y habló ante unos 1.000 miembros y oficiales de la Guardia Costera. Según Bush, la ofensiva militar desbarató los planes de Hussein de destruir los pozos petrolíferos y destruyó las baterías de lanzamiento de misiles iraquíes. “Venimos con una poderosa fuerza para terminar el reinado de sus opresores. Venimos a traer comida y medicinas y una vida mejor. Y venimos y no nos detendremos, no descansaremos hasta que su país sea libre”, agregó dirigiéndose al pueblo iraquí. Ante los guardacostas y acompañado en su visita al puerto de Filadelfia por el secretario de Seguridad nacional Tom Ridge, Bush estimó que un “régimen iraquí agonizante podría tratar de extender el terrorismo a nuestras costas”. Bush también tenía un mensaje para sus ciudadanos, a quienes señaló que “el agonizante régimen de Irak puede tratar de traer el terrorismo a nuestras costas. Otros grupos de la red global del terror pueden ver esto como un momento (propicio) para atacar, creyendo que estamos distraídos. Están equivocados”. “Terminaremos con el régimen iraquí, un aliado de los grupos terroristas y un productor de armas de destrucción masiva”, agregó. “Los combates son feroces y no sabemos su duración, no obstante sabemos el resultado de esa batalla: el régimen iraquí será desarmado y retirado del poder. Irak será libre”, afirmó. Bush dijo que las tropas de la coalición anglo-estadounidense “han continuado un sostenido avance, y ahora están a menos de 50 millas (75 kilómetros) de Bagdad”. Los diarios recordaron el sábado que el vicepresidente, Dick Cheney, pronosticó que la guerra duraría “semanas en vez de meses”, en un estribillo que repitieron otros funcionarios estadounidenses, según el diario “The Washington Post”. Un sondeo publicado por el diario estadounidense “The Washington Post” y ABC News sostuvo que casi tres de cada cuatro estadounidenses (74%) apoyan la guerra en Irak, y se preparan para un conflicto más sangriento y largo de lo previsto. Esa cifra llegaba a 72% la semana anterior. Por otro lado, el 82% de los entrevistados cree que en la guerra se registrará “un significativo número de bajas adicionales” debido a los sangrientos combates, cuando hace una semana esa cifra llegaba al 32%. Bush, continuó demonizando a Saddam Hussein alegando que éste maltrata y ejecuta a prisioneros de guerra, que manda a asesinar a iraquíes que se resisten a pelear y que ordenó ahorcar a una mujer iraquí que saludó a las tropas invasoras. Las tropas iraquíes fingieron rendirse, sólo para dispararle luego a sus captores, agregó. “Dada la naturaleza de ese régimen, esperamos tales crímenes de guerra, pero no vamos a excusarlos. Los criminales de guerra serán cazados implacablemente y juzgados severamente”, advirtió. (AFP/DPA/Télam) Turquía en busca de apoyo WASHINGTON- El secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, viajará hoy a Bélgica y Turquía tras precipitados arreglos para discutir sobre la guerra en Irak con la OTAN y autoridades turcas, dijeron funcionarios del Departamento de Estado. Powell, quien ha sido blanco de críticas por no viajar lo suficiente como parte de sus gestiones diplomáticas cuando Estados Unidos se preparaba para la guerra, abandonará Washington temprano hoy y regresará el jueves. En la sede de la OTAN, en Bruselas, Powell se centrará en los esfuerzos de la alianza atlántica para ayudar en el conflicto, principalmente en lo que concierne a la defensa de Turquía, origen de profundas discrepancias el mes pasado. En Ankara, Powell reiterará la oposición de Washington al ingreso de tropas turcas en el norte de Irak, y tratará de solucionar las persistentes diferencias sobre el despliegue de militares estadounidenses a través de su territorio, al que se opone el parlamento turco. Powell advirtió ayer a Siria e Irán, importantes vecinos de Irak, que deben terminar su apoyo al terrorismo. “Siria enfrenta ahora una elección clave. Siria puede continuar brindando apoyo directo a grupos terroristas y al régimen moribundo de Saddam Hussein, o puede tomar un camino diferente y más esperanzador”, dijo el secretario de Estado. “Siria es responsable de sus decisiones, y de las consecuencias” de esas decisiones, añadió Powell en la conferencia anual del Comité Israelí-estadounidense de Asuntos Públicos, un poderoso grupo de presión judío, realizada en la noche del domingo. (AFP)

Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad


Comentarios


Bush afirmó que se avanza "ante una feroz resistencia" 1-4-03