Bush apoya la presión diplomática sobre Irán

Dijo que la ONU es el ámbito para frenar su proyecto nuclear.

WASHINGTON (AFP). – La comunidad internacional está perdiendo la paciencia con Irán, cuyos obstinados planes nucleares exasperan incluso a los defensores de la vía diplomática, y ya son muchas las voces que se alzaban pidiendo la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, consideró ayer «obligatorio» impedir que Irán se dote de armas nucleares, y consideró «lógico» que la cuestión sea enviada a la ONU. «Irán con arma nuclear representa una grave amenaza a la seguridad del mundo. Y países como los nuestros tienen la obligación de trabajar juntos y enviar un mensaje común a los iraníes», sostuvo Bush en conferencia de prensa con la canciller alemana, Angela Merkel, en Washington.

Consultado sobre la eventualidad de aplicar sanciones a Irán, Bush respondió que no quería «prejuzgar» la decisión del Consejo de Seguridad. «Estuvimos hablando (con Merkel) de la cuestión iraní y del deseo de resolver el asunto de forma diplomática, trabajando juntos», dijo Bush.

Por su parte, Merkel destacó que Irán no intimidaba a la comunidad internacional. «No seremos ciertamente intimidados» por Irán, afirmó.

Alemania, Francia y Gran Bretaña, que intentaron en vano obtener de Irán garantías sobre el abandono de su programa nuclear militar, deben concertar en Londres con los estadounidenses, rusos y chinos las condiciones de una presentación del caso al Consejo de Seguridad.

Merkel indicó que su país adoptará una línea dura con respecto a Irán. «Para nosotros, alemanes, es totalmente inaceptable lo que Irán ha dicho recientemente, por ejemplo al cuestionar el derecho de existencia de Israel, o las declaraciones que se hicieron con respecto al Holocausto», añadió. En tres ocasiones, el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad pidió que sea «borrado del mapa» o trasladado a otro lugar y negó el Holocausto.

Incluso rusos y chinos, más reticentes, parecen convencerse de que la diplomacia está siendo estéril en esta cuestión y de que cada intento tropieza con el empecinamiento de Teherán de llevar a cabo su programa atómico, tanto si gusta como si no.

En tanto, Irán dijo ayer que «no cederá ni un ápice» en la cuestión nuclear y que dejará de colaborar con la agencia de no proliferación si su caso acaba ante el Consejo de Seguridad . El presidente ultraconservador Mahmud Ahmadinejad afirmó que «el gobierno resistirá y defenderá el derecho del pueblo iraní. No cederá ni un ápice». El canciller Manuchehr Mottaki, amenazó con poner fin a las «medidas de cooperación voluntarias».

Nota asociada: CONTEXTO: Consenso sobre el riesgo, dudas sobre las medidas

Nota asociada: CONTEXTO: Consenso sobre el riesgo, dudas sobre las medidas


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora