Bush apoyará un "zar" de inteligencia

El presidente decidió aceptar las recomendaciones que le hizo el Congreso estadounidense, luego de estudiar las fallas ante los atentados del 11 de setiembre de 2001. El "superjefe" no dependerá del presidente. También habrá un centro nacional encargado de coor



WASHINGTON (AFP) - El presidente norteamericano George W. Bush respalda el nombramiento de un superjefe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, pero se opone a que sea colocado directamente bajo su autoridad, en momentos en que la lucha contra el terrorismo se ha convertido en un tema dominante de la campaña electoral.

"Hoy pido al Congreso crear el puesto de director nacional de inteligencia", declaró Bush durante una intervención en la Casa Blanca, rodeado de los principales miembros de su administración, como el secretario de Estado Colin Powell, el de Defensa Donald Rumsfeld, el de Justicia John Ashcroft y el responsable del departamento de Seguridad Interior Tom Ridge.

Precisó que ese director "sería nombrado por el presidente con la venia y acuerdo del Senado" y lo aconsejaría directamente en todos los temas referidos a la inteligencia y al terrorismo. Bush también anunció la creación de un Centro Nacional encargado de coordinar el trabajo de las quincena de diferentes agencia encargadas de recoger y analizar los servicios de inteligencia.

"El director nacional de inteligencia servirá como el principal asesor de inteligencia del presidente y controlará y coordinará las actividades exteriores e interiores de la comunidad de inteligencia", dijo Bush.

Pero éste director no estará instalado en la Casa Blanca y no hará parte del gabinete ministerial. "No creo que esta persona deba integrar mi gabinete. Voy a nombrar a esta persona y podría despedirla. Y es así como se ejerce la responsabilidad del gobierno. No creo, sin embargo, que su oficina deba estar en la Casa Blanca. Creo que debe ser un grupo aparte para coordinar mejor y en particular, las infor

maciones de inteligencia que vengan del extranjero y las que se obtengan en el país", precisó.

Los vínculos entre este director y la Casa Blanca serán estrechos, porque Bush dijo que este puesto necesitará una modificación de los textos que instituyeron en 1947 el Consejo de Seguridad Nacional (NSC), actualmente dirigido por Condoleezza Rice, que responde directamente al presidente.

 

No cambiará la CIA

 

Según Bush, este nuevo puesto no reemplazará al del director de la CIA, tras la renuncia en junio de George Tenet.

El nombramiento de un superjefe de inteligencia hace parte de las recomendaciones del informe de la comisión de investigación independiente sobre los atentados del 11 de setiembre, publicado el 22 de julio.

La comisión recomendaba un replanteamiento de los servicios de inteligencia, que fueron incapaces de prevenir los atentados que dejaron en el 2001 casi 3.000 muertos.

John Kerry, el candidato demócrata que enfrentará a Bush en las presidenciales lamentó que "hayan pasado casi tres años (tras los atentados) para que las recomendaciones sean adoptadas".

¿Seguridad o campaña?

La guerra antiterrorista es uno de los temas dominantes en la campaña presidencial de EE.UU., y representa uno de los puntos fuertes del presidente George W. Bush, quien al actuar rápidamente ante una propuesta para reestructurar los servicios de inteligencia y elevara el alerta antiterrorista mostró su determinación en proteger esa ventaja entre los electores.

El reporte ha cobrado importancia política de cara a los comicios de noviembre, y tanto Bush como su rival John Kerry (tras la convención, arriba en las encuestas) han maniobrado para ganar ventajas. En esa competencia, Bush lleva las de ganar. Mientras que Kerry propone desde la plataforma de candidato, Bush realiza acciones como presidente.

"Esto recuerda que no resulta fácil competir contra un presidente en funciones", dijo Fred Greenstein, politólogo en Princeton. "El presidente toma aquí la iniciativa en el tema de la seguridad nacional y la guerra al terrorismo".

Howard Dean, el locuaz legislador demócrata, sostuvo que Bush juega "con politiqueos" con el alerta. "Cada vez que ocurre algo que no es bueno para el presidente Bush, él juega su baza ganadora, que es el terrorismo. A su juicio, "es imposible saber cuánto de esto es real y cuánto es política". (AP/AFP)


Comentarios


Bush apoyará un "zar" de inteligencia