Bush estudia cerrar Guantánamo y trasladar a presuntos terroristas

La alternativa sería una prisión militar en Kansas. La decisión era muy resistida por los "halcones". Fallos recientes y la presión de aliados alientan la medida.

WASHINGTON (AP/DPA) - El gobierno del presidente George W. Bush podría tomar próximamente la decisión de cerrar el centro de detención en Guantánamo y trasladar a los sospechosos de terrorismo a prisiones militares en otros lugares, informaron fuentes oficiales.

Se prevé que los asesores de Bush en materia de seguridad nacional y asuntos legales discutirán la medida hoy en la Casa Blanca y aparentemente, por primera vez, está surgiendo un consenso, dijeron altos funcionarios del gobierno a la AP.

Los asesores estudiarán una propuesta de cerrar el centro y trasladar a los detenidos a una o más instalaciones del Departamento de Defensa, entre ellas la prisión militar de máxima seguridad en Fort Leavenworth, Kansas, donde podrían ser juzgados, dijeron las fuentes, que hablaron bajo la condición de no ser identificadas por tratarse de deliberaciones internas.

Las fuentes conocedoras del temario de la reunión del viernes dijeron que el vicepresidente Dick Cheney, la secretaria de Estado Condoleezza Rice, el secretario de Defense Robert Gates, el de Justicia Alberto Gonzales, el se Seguridad Interior Michael Chertoff, el director nacional de Inteligencia Mike McConnell y el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Peter Pace, asistirían al cónclave.

En principio no estaba claro si la reunión le haría una recomendación a Bush.

Los planes anteriores de cerrar Guantánamo han chocado con la resistencia de Cheney, Gonzales y el ex secretario de Defensa, Donald Rumsfeld.

Pero las fuentes dijeron que la nueva sugerencia está cobrando impulso con el apoyo al menos tácito de los departamentos de Estado y Seguridad Interior, el Pentágono y el directorio de Inteligencia.

La oficina de Cheney y el Departamento de Justicia se han opuesto a la medida con el argumento de que los combatientes enemigos "ilegales", al ser trasladados a Estados Unidos, recibirían derechos legales inmerecidos.

Podrían bloquear la propuesta, pero la presión para cerrar Guantánamo está creciendo desde que la Corte Suprema el año pasado declaró ilegal un sistema anterior para el juzgamiento de combatientes enemigos.

Fallos recientes de jueces militares desestimaron los cargos contra dos sospechosos de terrorismo bajo un nuevo sistema de tribunales.

 

Negativa musulmana

 

En tanto, algunos gobiernos musulmanes no aceptarán el traslado de detenidos desde Guantánamo, por temor a que aparecer cooperando con la administración Bush les signifique un problema político, dijo ayer una representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Anne Marie Lizin, presidenta del Senado belga y representante especial parlamentaria de la OSCE para Guantánamo, señaló que estos gobiernos le transmitieron privadamente que estarían más dispuestos a cooperar una vez que el presidente Bush abandone el poder tras las elecciones de noviembre de 2008.

Lizin se negó a identificar estos países, que citaron a la impopularidad de Bush por el conflicto en Irak y la controvertida instalación carcelaria estadounidense en Cuba como razones para negarse a asumir la custodia de los detenidos que ya no son considerados peligrosos.

De acuerdo con las declaraciones de la funcionaria, estas naciones se muestran reacias a entregarle un "regalo" a la administración Bush.


Comentarios


Bush estudia cerrar Guantánamo y trasladar a presuntos terroristas