Bush llega fortalecido al segundo debate electoral

En el segundo encuentro televisivo, la presión parece estar ahora del lado del vicepresidente Gore, ya que en la última semana aumentaron las dudas sobre su personalidad, lo que le permitió al republicano volver a liderar las encuestas.

Washington (EFE).- El candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., George W. Bush, llega hoy al segundo debate en televisión con una ligera ventaja en las encuestas, gracias, entre otras cosas, a un importante avance entre el electorado femenino e independiente.

Tras el primer debate, el día 3 en Boston (Massachusetts), Bush ha despegado en las encuestas y ayer todas lo colocaron por delante del candidato demócrata, Al Gore, aunque con márgenes bien diferentes: 50% a 42 (Gallup), 44 a 41 (Voter.com) y 43 a 42 (Zogby).

Si en el primer debate la presión recaía en Bush, por las dudas sobre su capacidad para enfrentarse en un cara a cara al demócrata Albert Gore, en esta ocasión es el vicepresidente de EEUU quien necesita dar un vuelco a la campaña.

"Tiene que regresar a sus ideas populistas" y destacar las diferencias históricas que han existido en los programas de asistencia social entre los partidos demócrata y republicano, dijo el encuestador demócrata Vic Fingerhut.

Para los comentaristas y estrategas políticos, la atención de los últimos días en la personalidad de los dos principales candidatos a la Casa Blanca perjudica a Gore, a quien los republicanos vinculan también con los escándalos de la presidencia de Bill Clinton.

"Cuando la personalidad y el carácter del candidato es un tema de debate, él (Gore) no sale bien", comentó el encuestador republicano Neil Newhouse.

Aunque los analistas creen que Gore ganó el primer debate, celebrado en Boston, Bush ha sido el gran triunfador de la última semana de campaña, pues ha sacado partido a las "exageraciones" y el "tono arrogante" del vicepresidente.

La campaña de Gore aseguró que el vicepresidente utilizará el debate de hoy en la Universidad de Wake Forest en Winston-Salem (Carolina del Norte), para "hablar de su programa" presidencial.

"El pueblo estadounidense confía en su agenda, no en la del gobernador (Bush)", declaró Chris Lehane, portavoz del vicepresidente Gore, cuya campaña también hace énfasis en los "balbuceos" del candidato republicano cuando se le preguntan asuntos de importancia.

Bush, por su parte, espera que en el debate de Winston-Salem se le hagan nuevas preguntas sobre asuntos internacionales, que le ayuden a despejar las dudas de la opinión pública sobre su capacidad para manejar la política exterior de EEUU.

De todos modos, es evidente que las últimas encuestas, principalmente la de la empresa Gallup, que publican CNN y USA Today, han dado un nuevo impulso a la candidatura de Bush.

Antes del primer debate, Gore acaparaba el voto femenino 55 a 33%, pero ahora lo domina por sólo tres puntos, 48 a 45%, según Gallup.

El demócrata Gore también reinaba entre los independientes (46 a 33) por ciento, pero ahora esos cruciales electores favorecen al republicano Bush (43 a 38).

Durante ese mismo período, el candidato republicano y gobernador de Texas ha consolidado su control sobre el electorado masculino, pues ahora consigue una ventaja de 19 puntos (55 a 36), 10 más que hace una semana (51 a 42), sostiene Gallup.

Gore, por su parte, tiene un dominio abrumador en las minorías, sectores que acapara 84 a 8 por ciento.

La encuesta Zogby, por su parte, tiene a Bush con una ventaja de 13 puntos sobre Gore entre los hombres y mantiene al vicepresidente con 10 puntos sobre el gobernador de Texas cuando se encuesta a mujeres.

Ley sobre Cuba

Un proyecto de ley que permitirá la venta de productos agrícolas y medicinas a Cuba será tratado mañana por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, informó ayer un vocero del Congreso estadounidense.

La medida prohíbe el uso de créditos públicos o privados en Estados Unidos, por lo que el efecto real puede ser mínimo, y el gobierno cubano, bajo esas condiciones, desestimó que vaya a sacar ventajas de esa legislación.


Comentarios


Bush llega fortalecido al segundo debate electoral