Bush presiona por el “paquete de reactivación”

La "locomotora" del crecimiento mundial muestra nuevos signos de debilidad. El PBI bajó el 0,4% en el tercer trimestre y se prevé un aumento del desempleo. Los ataques terroristas siguen mermando la confianza de consumidores.



Washington (EFE/ANSA).- El presidente George W. Bush pidió ayer al Congreso que apruebe con urgencia su propuesta de estímulo económico ante la evidencia de que “nos estamos encogiendo, no creciendo”.

“La nación ha sufrido el impacto de (los ataques terroristas del 11 de septiembre)”, dijo el presidente. “El crecimiento del Producto Interior Bruto en el tercer trimestre fue negativo”.

El producto interno bruto de Estados Unidos bajó el 0,4% en el tercer trimestre del año, lo cual confirma que la “locomotora” norteamericana está en reversa.

Si bien la baja es inferior al 1% previsto por los analistas, ya es una realidad que la economía estadounidense acentuó su desaceleración luego de los atentados del 11 de septiembre.

En tanto, los analistas temen que la revisión del dato prevista para dentro de un mes acentúe la caída, aunque en todo caso no debería superar el 1% previsto para ayer, mientras prevén mayores dificultades para el cuarto trimestre, esta vez por una cifra igual o superior al 1%.

Tras la difusión de la baja de la confianza de los consumidores ayer, en el horizonte se perfila un crecimiento de la desocupación, visto que los pedidos de subsidios de desempleo ya superaron los 500.000. La desocupación pasaría del 4,9% en septiembre al 5,2% en octubre.

El frente inflacionario, sin embargo, permanece bajo control, la Reserva Federal parece decidida a seguir con su política de estímulo mediante la reducción de las tasas de interés y el gobierno quiere promover una ley extraordinaria de incentivos económicos y desgravaciones fiscales. El Comité Ejecutivo de la Fed se reúne el martes próximo y los analistas esperan un nuevo recorte de tasas, de al menos un cuarto de punto.

En este marco, el presidente George W. Bush invitó al Congreso a tratar la reforma extraordinaria de ayuda a la economía cuanto antes para restaurar la confianza de los consumidores.

“La gente pasa tiempos difíciles, pierden los empleos y la confianza de los consumidores ha disminuido”, añadió Bush. “Y no es de extrañar: estamos en guerra, y por primera vez en nuestra historia el frente de batalla está aquí “.

En un discurso ante la Asociación Nacional de Fabricantes, el presidente dijo que el gobierno debe “enfocar su gasto, de manera que sea más eficaz, y acompañado con reducciones de tributos contribuya a reactivar la economía”. El presidente también promovió la firma de nuevos acuerdos de comercio libre con otros países .

El consumo constituye las dos terceras partes de la economía norteamericana y debe ser mantenido a niveles altos cueste lo que cueste. Sin embargo, las invitaciones a la confianza de los funcionarios se contraponen cada vez más al alerta sobre nuevos posibles atentados y la difusión del síndrome del carbunco con una muerte en la propia Nueva York.

El temor de los expertos es que la recesión termine generando una espiral perversa en condiciones de reproducirse: las olas de despidos y el carbunco podrían seguir erosionando la confianza de los consumidores, con consecuentes caídas de las ventas y menos inversiones de las empresas, que continuarán echando personal perpetuando así el problema.

Los “consejos” de la CNN

La red de noticias CNN recomendó a sus periodistas que no exageren con las imágenes de los daños infligidos por las bombas norteamericanas a los civiles afganos.

Además, les pidió que en todos los casos coloquen el incidente en el debido contexto: es decir, recordar siempre que los talibán están protegiendo a los responsables de la masacre de 5.000 personas inocentes.

El memorándum, enviado por el presidente de la CNN Walter Isaacson, recomienda a los enviados que están cubriendo las operaciones militares en Afganistán, que “dupliquen los esfuerzos para evitar la impresión de mostrar las cosas desde el punto de vista de los talibán”. “Debemos recordar que los talibán están usando a los civiles como escudo y están albergando a los responsables de la masacre del 11 de setiembre”, afirma.

Las imágenes que llegan desde Afganistán proceden sobre todo del área controlada por los talibán, donde los enviados no son libres de mostrar lo que quieren. Es una situación ya vivida por la CNN en ocasión de la guerra con Irak, cuando su enviado Peter Arnett era el único corresponsal en Bagdad.

El memorándum del presidente de CNN provocó reacciones irónicas de parte de la competencia. “Nuestros reporteros ya tienen la inteligencia suficiente para comprender que todas las informaciones deben ser colocadas en el contexto justo. No hay ninguna necesidad de recordarlo”, observó Jim Murphy, productor ejecutivo de la CBS News.

El memorándum de CNN llega pocos días después de la decisión de la televisión norteamericana de no transmitir más mensajes en video de Osama ben Laden a pedido de la Casa Blanca.

Sharon dispuesto a negociar

Jerusalén (Télam-SNI).- El primer ministro israelí, Ariel Sharon, anunció ayer que quiere encabezar las negociaciones de paz con los palestinos, mientras que el ejército israelí asesinó a dos militantes de HAMAS y a dos del grupo Al Fatah en Cisjordania. “Para mí la paz debe ser una paz para muchas generaciones. Debe ser una paz que dé seguridad al pueblo judío”, dijo Sharon ante el Congreso Mundial Judío.

Sharon expresó que “estamos listos para negociar y seré yo mismo quien dirigirá” las negociaciones. “Seguimos dispuestos a negociar si Sharon está dispuesto a venir a la mesa de negociaciones conformé a las resoluciones internacionales”, dijo el ministro palestino de Cooperación Internacional, Nabil Shaat.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Shimon Peres, reafirmó que Israel desea abandonar las zonas autónomas palestinas que volvió a ocupar el 18 de octubre.


Comentarios


Bush presiona por el "paquete de reactivación"