Busso asumió con amplio respaldo de Weretilneck

Ocupa la Secretaría de Derechos Humanos de Río Negro en lugar de Edgardo Bagli. El gobernador elogió su trayectoria. Estuvo la presidenta de Abuelas de Plaza Mayo, Estela Carlotto.



#

Néstor Russo, Estela Carlotto y el gobernador Weretilneck tras la jura del nuevo funcionario.

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- Un fuerte espaldarazo recibió ayer el flamante secretario de Derechos Humanos de Río Negro, Néstor Busso, al asumir en ese cargo. El gobernador, Alberto Weretilneck manifestó que “cuando uno recibe en el gobierno a un hombre como Néstor nos corre cierto cosquilleo, porque que una persona con tanta trayectoria, tanta historia en sus espaldas, tanto compromiso por las causas nobles y justas acepte venir a acompañarnos, para nosotros también es un hecho importante”. Busso recibió además el respaldo de Estela Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, quien viajó especialmente para la ocasión. Estuvieron también presentes autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y una importante cantidad de representantes de organismos de derechos humanos de la zona, que colmaron la Casona “Bachi Chironi”. Weretilneck, le dijo directamente a su nuevo funcionario que el gobierno que conduce “no va a permitir que tus sueños y tus proyectos fracasen, por lo que desde ya, los que integramos este gobierno, el vicegobernador, los legisladores, los intendentes, las compañeros y compañeros, los militantes, te vamos a dar nuestro acompañamiento y nuestro compromiso para que tu gestión sea la que distinga a la provincia de Río Negro en políticas de derechos humanos”. El mandatario destacó la característica de “trabajo colectivo” que muestra su gestión y el apoyo “al proyecto nacional y popular” de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Resaltó que ese equipo comparte una misma ideología y una forma de ver la provincia y sus problemáticas, aunque admitió que “no somos todos lo mismos”. Por su parte, Estela de Carlotto dijo que a “Néstor lo siento como un hijo” ya que la diferencia de edad con Laura -su hija asesinada en la dictadura es de apenas cuatro años- “y quizá han caminado las mismas calles y avenidas en La Plata, quizá han militado juntos y han corrido cuando los han corrido y han peleado cuando han tenido que pelear. Por suerte quedan sobrevivientes que están logrando el cumplimiento de los sueños de sus compañeros”. Busso, además de agradecer la designación, destacó que no le pusieron ninguna condición para asumir y dijo sentirse honrado por la confianza. Recordó haber consultado a Estela de Carlotto cuando le hicieron la propuesta y ella le recomendó que aceptara. Sostuvo que trabajará en línea con el gobierno nacional. En el acto se difundió una resolución del ministro de Educación, Marcelo Mango, que ordenó derogar las normas relativas al uso y tratamiento de los símbolos nacionales dictadas por el CPE entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, que serán reemplazadas por un nuevo marco legal. Busso es periodista desde 1973. Fue detenido-desaparecido en el “Pozo de Arana”, el “Pozo de Quilmes” y la Brigada de Investigaciones de La Plata. Se exilió luego a Brasil hasta 1983, año en que regresó al país, radicándose en Viedma. Fue promotor de la “Coalición por una Radiodifusión democrática” desde 2004, siendo activo impulsor de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y el primer Presidente del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual hasta la actualidad.


Comentarios


Busso asumió con amplio respaldo de Weretilneck