Buzos tácticos trabajaron en la usina

A pedido de la jueza Berenguer, un equipo de profesionales trabajó, durante la mañana y la tarde, en el interior del complejo hidroeléctrico.



CIPOLLETTI.- Una grupo de buzos tácticos trabajó con mucha intensidad, de mañana y de tarde, en la usina donde fueron encontrados los restos óseos que podrían pertenecer a la jovencita de Fernández Oro, Otoño Uriarte. Las tareas fueron supervizadas por la jueza Alejandra Berenguer que lleva adelante la causa del hallazgo de los restos “N.N”, y la colaboración de la fiscal Rita Lucía.

La prensa no tuvo acceso a ese sector pero los buzos bajaron a una especie de pozón profundo, donde siempre quedaría agua acumulada, buscando elementos. Se decía, sin ninguna confirmación, que se pudieron haber hallado un frasco de perfume de mujer y un reproductor personal de CD, entre otras cosas que se estaban analizando en el juzgado de Berenguer, en un contexto de lógico hermetismo.

Estaban también en la usina peritos de la División Criminalística de la Divisional Cipolletti de la policía, los gendarmes idóneos en temas judiciales cuya comparencia fue solicitada expresamente por Berenguer, y también operaban en el lecho seco del canal colaboradores del perito de la parte querellante, Enrique Prueguer.

También se supo que se le tomó declaración al personal de la usina, ante la presunción de que alguien pudiera haber notado algo extraño, porque los expertos consideran que el cuerpo “sí o sí” debió ser arrojado de forma “casi vertical” al boquete, con los autores ingresando a la pared externa del sector norte del edificio, con la intención de que fuese succionado y despedazado por la turbulencia interna.

 

Fuente: (AC).


Comentarios


Buzos tácticos trabajaron en la usina