Buzzi recorrió los devastados campos de Stroeder

"Resistir, resistir, resistir, pero no de rodillas" es el mensaje que dejó. Se llevó cientos de reclamos de una zona muy afectada por sequía.



#

El escenario de la sequía recibió al titular de la Federación Agraria. La arena invade los campos.

STROEDER (AV)- El presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, reunió ayer a más de 600 productores de la región en una asamblea desarrollada en el Club San Lorenzo de esta localidad, bajo la consigna de “resistir, resistir y resistir, pero no de rodillas”. El integrante de la Mesa de Enlace recorrió los devastados campos del sur bonaerense producto de la sequía que lleva casi cinco años afectando a toda la zona y ocasionando importantísimas pérdidas para el sector agroproductivo.

Caminos vecinales casi intransitables por la arena que se acumula a raíz del viento y la escasez de agua, dieron el recibimiento al representante agrario que se mostró preocupado por la gravedad de la situación. No obstante, en diálogo con la prensa y luego desde un improvisado escenario montado en el Club San Lorenzo, distribuyó responsabilidades -más allá de lo climático- a las medidas de gobierno, tanto a nivel local, provincial como nacional.

“El problema principal es que lo que la naturaleza hace no se puede evitar, pero ¿por qué hay tanto abandono?, ¿por qué no se asiste a la gente?, ¿por qué no se entiende que mientras se siga abandonando al productor se sigue trasladando gente a los conglomerados urbanos?”, se preguntó Buzzi.

Agregó que “en Buenos Aires te muestran las viviendas que hizo el gobierno, pero las viviendas que hicieron son el equivalente a los pueblos que desaparecen acá, ¿por qué no se actúa para resolver la emergencia y por qué no se piensa en los sistemas de infraestructura que se necesitan, como el sistema de riego desde el Río Negro pasando por Conesa hasta Stroeder?”, insistió.

Durante la asamblea, los vecinos del lugar y productores provenientes de más al norte en la provincia de Buenos Aires, de Río Colorado, Conesa, Patagones, Viedma, entre otras localidades, plantearon sus problemáticas específicas.

Alcides Haure, titular de la filial de Stroeder de la FAA, destacó que “llena de fuerza el acompañamiento” y dividió la situación en dos partes, por un lado, la extrema sequía y, por otro, “la existencia de un gobierno local (en referencia al Municipio de Patagones), provincial y nacional, anticampo”.

Daniela Gross, de la agrupación de Mujeres Autoconvocadas consideró “un grito desesperado” el que emite el sector rural del sur bonaerense frente a la gravedad de la sequía y la inacción gubernamental. Juan Kissner, de Conesa, dijo que están “en pie de guerra ante la insensibilidad de un gobierno sordo. Desde ahora, hasta que no se vaya esta gente -en referencia al gobierno nacional- no hay mucho que hacer”.

Buzzi expresó ante “Río Negro” que “acá haremos un petitorio para asistencia financiera, pero la asistencia se agota si no se vuelve a poner en marcha el sistema productivo”.

Informó que a nivel nacional se reclaman, además, créditos a largo plazo, tratamiento impositivo diferencial e infraestructura.

¿Se piensan acciones directas, como cortes de ruta?, preguntó este medio.

“No tanto como cortes, hay una movilización el 10 de diciembre al Congreso, pero ojo, porque recién termino de hablar con De Angeli por teléfono y me parece que cada vez hay menos margen”, concluyó.


Comentarios


Buzzi recorrió los devastados campos de Stroeder