Cabral por cabral

<i>• “Mi vida es un largo viaje”.• “Yo puedo decir descaradamente que soy un tipo libre”.• “Cuando me preguntan cómo veo a Buenos Aires, les contesto que confundida, triste. Buenos Aires está triste, como que perdió aquella bohemia que tuvimos nosotros en el Di Tella o en la Corrientes que nunca dormía y nos tomábamos un café con (Julio) Cortázar, (Ernesto) Cadícamo o el mismo (Jorge Luis) Borges en La Paz... eso ya no existe”.• “Me siento un juglar que lleva lo que acontece por los pueblos, aunque hoy con 72 años de edad y 50 y pico de profesión me alegra estar acá, cerca de casa, para después de actuar poder cenar tranquilo y dialogar con la gente que se acerque”.• “Cuando me fui de mi Argentina allá por el 75 y previo a la dictadura, tenía el rótulo de cantautor de protesta (que le valió ser perseguido por la organización paramilitar Triple A). Con el paso de los años eso ya no existe y quedó sólo lo de cantor de las realidades o al menos de mis realidades”.• “Siempre me preguntan si voy a escribir mi biografía y yo les contesto que ya está escrita en cada una de mis canciones, en mis viajes, en los libros. Y también en estos ‘Cuadernos de Facundo’, que están hechos en manuscrito y así editados, dedicados a mi ahijado y que ya tienen siete volúmenes”.• “Quiero vivir el día a día, cada instante es un regalo de Dios, el poder seguir vivo y cantando mis ocurrencias y vivencias”. • “Si me muero quiero hacerlo cantando”.• “Con el tiempo he aprendido a esquivar a aquellos que creen que la vida es un campo de batalla”.(Extractos de anotaciones personales y entrevistas)</i>



#

El letrero de su última exhibición.


Cabral por cabral