Cada ley aprobada le costó a Catriel casi 11.000 pesos

Los legisladores municipales se reunieron ocho veces en todo el año y sancionaron 22 leyes. Cada uno de los 9 representantes cobra 1.600 pesos. La Legislatura gasta unos $ 240.000 al año.



CATRIEL (ACA).- En lo que va del año, la Legislatura municipal de Catriel ha trabajado a un ritmo de una sesión por mes durante el período que establece la constitución (1 de marzo al 30 de noviembre).

A la par, cada uno de los nueve legisladores municipales cobra 1.600 pesos de bolsillo, aunque el costo para el municipio es mayor dado que no tienen dietas sino sueldos, con todas las cargas sociales. A este gasto se le suman los demás costos de servicios como electricidad, gas, teléfono y personal.

Este año finalmente serán sólo ocho las veces que el recinto habrá visto sesionar a los representantes del pueblo en el poder legislativo. Pese a ello, se calcula que el costo total de la Legislatura municipal -que sobrepasa los 20 mil pesos por mes- habrá redondeado una cifra anual de 240 mil pesos de costo de funcionamiento. Cotejando esta cifra con la cantidad de leyes sancionadas en el año, que fueron 22, el costo de cada ley sería de 10.909 pesos.

Al mismo tiempo, hay legisladores que tienen otras percepciones de sus trabajos particulares, cuya actividad no han abandonado.

La Legislatura municipal de Catriel dio inicio al período de sesiones el 1 de marzo. El mismo mes - el día 21- volvió a sesionar, aunque en abril no se registra encuentro alguno. En mayo, sesionaron los días 9 y 23. El mes siguiente -junio- se reunieron una sólo vez el día 6, para volver a encontrarse en el recinto el 28 de julio. En agosto, mes de las elecciones, la sesión tuvo lugar el 15 y la última sesión fue a fines de setiembre.

En las ocho veces que el recinto tuvo actividad, se sancionaron 22 leyes en total, de las cuales 12 fueron cuestiones tales como llamar a elecciones de autoridades municipales y de los distintos barrios que separadamente fueron renovando sus autoridades o la aprobación de obras públicas entre las que se cuenta el alumbrado, red de cloacas.

Algunos legisladores consultados por este diario coinciden en argumentar que el trabajo legislativo no es sólo el día de sesión. Señalan que se reúnen también en la distintas comisiones para tratar, debatir y trabajar sobre los temas que luego se convertirán en leyes.

Mariano Arceo (PJ) reconoció que el nivel de actividad legislativa fue bajo en el año, aunque a la hora de evaluar la productividad razonó que el problema no es la cantidad de legisladores ni lo que cobran, sino que los representantes del pueblo hagan un trabajo de calidad.

Por su parte, la edil municipal Nora Trentacoste disparó sus misiles contra el Ejecutivo, señalando que ha hecho pedidos de informe que nunca fueron respondidos.

Asimismo, recordó haber presentado un proyecto para que los legisladores no cobren sueldos sino dietas, que nunca fue tratado.

El proyecto apuntaba a bajar el costo de funcionamiento. Otra medida propuesta en idéntico sentido es abandonar el edificio en el que funciona el cuerpo, pero ninguna de estas propuestas ha prosperado.

Como se dijo, cada uno de los legisladores municipales percibe alrededor de 1.600 pesos de bolsillo, mientras que el costo total supera los 2 mil pesos por cabeza.


Comentarios


Cada ley aprobada le costó a Catriel casi 11.000 pesos