Río Negro: Poca claridad sobre cómo se financian las campañas

La reciente reforma fijó ese nuevo límite. Los partidos mayoritarios –Juntos y FpV– totalizaron gastos por casi 4,2 millones en la elección del 2015. Actualmente, la impresión de las boletas de las fuerzas principales rondan el millón de pesos.



El financiamiento de campaña sigue siendo una incógnita en Río Negro aunque el Código Electoral exija rendiciones de cuentas y, además, se establezcan límites de los gastos. La última actualización establece un máximo para cada partido de unos 9,5 millones de pesos.
El cálculo anterior de la ley arrojaba un 1,2 millón de pesos, que constituyó el tope de la campaña del 2015. En la última sesión, la Legislatura –sin ninguna intervención de legisladores– aprobó otro esquema propuesto por el Poder Ejecutivo.
El diseño anterior preveía la cantidad a partir de 2,5 pesos por cada elector empadronado. Con los años, ese número quedó desactualizado y el nuevo cálculo se lo anexó al valor judicial para mantener su vigencia. Se estableció –con la reforma del artículo 90 del Código Electoral– que la suma estará dada por el índice JUS (hoy 1.730 pesos) por cada 100 electores, arrojando un tope por partido cercano a los 9,5 millones.
Esa norma en su artículo 88 exige un “administrador general de campaña”, que tendrá a su “cargo el manejo de los fondos” y “debe depositar sin excepción, todos los fondos de aportes públicos como privados” en una cuenta identificada. Esos fondos servirán para “la cancelación de deudas y erogaciones de campaña. El 90 precisa que el administrador “será el responsable de la rendición de los ingresos y gastos de campañas ante el Tribunal Electoral”.
No tiene mayores exigencias y la exposición del financiamiento sólo es una formalidad con poca realidad. Las rendiciones del 2015 son elocuentes.
Con la firma de Alejandro Marinao como “administrador”, el FpV publicó sus números a fines del 2015, informando de 1.105.000 pesos para la elección del 14 de mayo de ese año. La impresión de boletas y de afiches, y la publicidad constituyen los gastos informados.
El oficialismo -evidentemente- tuvo mayores problemas en su rendición, pues la presentó dos años después, mediados del 2017, con la rubrica de Leandro Tozzi. Sus erogaciones superaron los 3 millones, es decir, duplicaron el límite fijado.
La ley plantea una sanción relacionada al “derecho a percibir los fondos públicos” que al partido pueda corresponderle. Frente al excedente, el TEP habría multado al oficialismo aunque poco pareció importarle.
Las erogaciones en imprenta y en publicidad conforman los único registros informados a la Justicia. El primer rubro por impresiones en el 2015 representó unos 221 mil pesos en el FpV y 123 mil pesos en el oficialismo, que sólo notificó de boletas de los candidatos mientras la oposición informó también de los gastos para afiches y folleterías. Esos gastos estuvieron por debajo del 20% de la totalidad de la rendición entregada al Tribunal Electoral.
Actualmente, el valor por las boletas ronda el millón de pesos para cada una de esas fuerzas, considerando que se requiere una cantidad equivalente a tres padrones. Esa disponibilidad se programa entre la entrega a la Justicia, la provisión para la jornada de votación y, además, para el tradicional proselitismo callejero.

Análisis: La deuda de la transparencia de las campañas electorales

Poca transparencia se desprende de la exigencia del Código Electoral sobre el financiamiento de las campañas en Río Negro. Los requerimientos son generales y sus informes derivan en un copilado de formalismos, sin detalles de pagos pero, esencialmente, vaguedades en el origen de los recursos. Las rendiciones se suceden con aportantes que son los dirigentes de la misma fuerza. El oficialismo –en este caso, Juntos– replica su nómina de funcionarios, incluso el año pasado se detectaron irregularidades en los datos de la elección nacional del 2017 con aportantes inexistentes.
La normada posibilidad de sanción es igual de laxa, pues no significa riesgo la quita de los aportes. En el esquema de recursos, esas partidas son irrelevante y el Estado generalmente se demora en su cancelación.
La tramitación conforma si un engorro a los partidos. Pero, poco sirve para traslucir el manejo de los fondos de partidarios.

Fechas en Comisiones y en 20 municipios

El Tribunal Electoral recibió nuevos llamados a elecciones municipales para el 23 de junio. Ya totalizan 14 convocatorias mientras seis localidades más dispusieron otras fechas, totalizando así una veintena.
En las últimas horas, Maquinchao, Fernández Oro, Godoy y Mainqué informaron de sus votaciones para el turno provincial de junio, sumándose a Allen, Cervantes, Chimpay, Choele Choel, Cipolletti, Ñorquinco, Cordero, Jacobacci, Ramos Mexía y Sierra Colorada.
Antes, el 14 de abril, elegirán sus autoridades Campo Grande, Darwin y Pomona. Comallo lo hará el 28 de abril, y el 5 de mayo se anotan El Bolsón y Los Menucos.
Mientras tanto, el gobierno provincial emitió el Decreto N° 269 confirmando que el 23 de junio también se elegirán tres Vocales Titulares y tres Suplentes para cada una de las 36 Comisiones de Fomento.
Se explica que el padrón será conformado considerando el domicilio del elector, a la fecha de convocatoria.
Los cargos de las Comisiones de Fomento se asignarán de acuerdo al orden establecido por cada lista y con el procedimiento establecido en el Artículo 127 de la Ley O N° 2.431, con el siguiente orden de responsabilidad funcional, es decir un presidente para quien encabece la lista, y dos vocales.
Todos los actos inherentes a las elecciones se regirán por las normas de las Leyes O N° 2.431 y N° 5.352.
Precisamente, esta última norma que se aprobó en única vuelta en la sesión pasada, generó controversias. La mayoría de Juntos modificó el régimen electoral. Cambiemos y el Frente para la Victoria se opusieron por considerar la ley “inconstitucional” al habilitar la reelección indefinida.
El punto de conflicto fue la reforma de la duración en el cargo de los Comisionados: “Los cargos tendrán una duración de cuatro años, pudiendo ser reelegidos”, expresa la modificación. Antes, la norma especificaba: “cuatro año pudiendo ser reelectos una vez”.

Radar: ¿dónde andan los candidatos?

Cada vez más cerca de los comicios del 7 de abril, quienes integran las fórmulas recorren la provincia y visitan los distintos puntos, con el propósito de llegar a mayor audiencia. Aquí, repasamos qué van
a hacer durante
este viernes, según nos anticiparon a partir de
sus propias agendas.


Comentarios


Río Negro: Poca claridad sobre cómo se financian las campañas