Cada vez más dividida

Afuera, el frío, tan intenso que parecía cortar la piel, condecía perfectamente con el clima que se vivía en el Consejo de Seguridad .

Con la entrega del informe sobre los controles de armas en Irak, la atmósfera política de la Guerra Fría parecía haber retornado, con algunas variaciones, y la línea divisoria entre guerra y paz en Irak partía en dos al máximo órgano de decisión de la ONU. Los cinco países con derecho a veto están divididos: por un lado EE.UU. y Gran Bretaña; por el otro, Francia, Rusia y China.

Incluso antes de que Hans Blix y Mohammed el Baradei, expusieran los motivos por los que pedían una extensión del plazo para completar las tareas de inspección en Irak, Estados Unidos había dejado en claro que para Washington los controles ya habían llegado a su término. Irak "no ha cooperado con la ONU", dijo el embajador John Negroponte. Paralelamente, la cadena de televisión CNN reportaba que Washington tiene listo el borrador para una nueva resolución de la ONU, con el que se sellaría el fin de las inspecciones

En caso de no lograr una mayoría para ello en el Consejo, Washington está dispuesto a probar su nueva doctrina de "guerra preventiva contra los Estados enemigos y los terroristas", dijo "The New York Times".

Esta doctrina no es compatible sin embargo con la carta fundacional de la ONU, señalaron expertos en derecho internacional .

Los inspectores esperan recibir bastante tiempo. Ambos consideran que estos primeros sesenta días de controles no son suficientes como para alcanzar una capacidad operativa plena.

Recién el 25 de marzo los inspectores deberían presentar un plan de trabajo completo. Apenas hace unos días que los expertos tienen a disposición helicópteros con los que pueden ir sorpresivamente a sitios sospechosos.

Tampoco los laboratorios para realizar análisis rápidos de materiales sospechosos están por ahora completos para cumplir sus trabajos. Más de sesenta expertos están en Viena capacitándose para trabajar en Irak.

"Controles efectivos no sólo impedirían a Irak seguir armándose, sino también podrían demostrar que una guerra preventiva carece de todo fundamento lógico. Lo cual se sabe también en Washington", dijo un alto diplomático occidental.


Comentarios


Cada vez más dividida