Cada vez más lejos la unidad del FpV

#

Camelli pidió explicaciones a Fourés.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- A pesar de los esfuerzos en contrario del senador Miguel Pichetto, buena parte del peronismo local ratificó su interés en llevar un candidato propio a la intendencia.

El Frente Grande también avanza con la postulación de Julio Accavallo (con publicidad incluida en radio y tevé) y ambos partidos no parecen dispuestos a acompañar al actual intendente interino y precandidato de SUR, Darío Barriga.

Esos posicionamientos amenazan con desgranar al Frente para la Victoria, que encuentra también serias dificultades para trabajar en equipo en la administración municipal.

Pichetto y el presidente del partido en la provincia, Jorge Cejas, mantuvieron días pasados varias reuniones con sectores internos del PJ en la búsqueda de apoyo para sostener la unidad del FpV, aun pagando el precio que sería acompañar a Barriga.

Pero tanto la lista Naranja de Diego Puente, como el grupo que acompaña a la ex legisladora Ester Acuña y el poderoso sindicato de Comercio (con Walter Cortés y Silvana Camelli) se niegan a convalidar un acuerdo de ese tipo.

Algunos hablan de "ir por afuera" con el sello del PJ o bien en la alianza primigenia con el Frente Grande. Otros de precipitar una interna, a la que Barriga ya dijo que no piensa concurrir.

Sólo una fracción del PJ, el Movimiento Colectivo para la Justicia Social, defiende la continuidad de Barriga. A esa agrupación pertenece la única funcionaria peronista del Ejecutivo.

En tanto Julio Accavallo admitió ayer que es necesario "darle un corte" a la actual estado de incertidumbre y dijo que su partido pedirá una reunión cumbre con el PJ y SUR para "ponerle una fecha" a la interna abierta.

Puente afirmó que su propósito de impulsar un candidato propio no cambió pese a los sondeos de Pichetto. Aun así consideró posible "la búsqueda de un consenso".

La presidenta del Concejo Municipal, Silvana Camelli, también se mostró terminante. "Consideramos que el candidato a intendente debe ser justicialista y las reuniones que mantuvo Pichetto tienen una importancia relativa, porque con la militancia no se juntó", sostuvo.

Como reflejo directo de ese clima, Camelli mantiene una compleja relación con sus compañeros de bloque en el FpV, que ya presentan proyectos por su cuenta sin consultarla.

Ayer Camelli dijo que en el bloque presidido por Arabela Carreras (SUR) "no llaman a reunión desde hace más de un mes" y atribuyó el hostigamiento que recibe a "la búsqueda de una reacción, pero no la van a encontrar". Tampoco se privó de aportar a la confrontación con un pedido de informes dirigido al secretario de Gobierno Adolfo Fourés para que explique por qué el Ejecutivo subsidió con 5.000 pesos a los empresarios privados que montaron el espectáculo de Chayanne.


Comentarios


Cada vez más lejos la unidad del FpV