Cada vez más público participa del Festival del Gato 

Varias provincias están compitiendo a través de sus compañías de danza, instrumentistas, cantores y malambistas, en el Tercer Festival Nacional del Gato. Desde las 21, en el estadio Ruca Che.

NEUQUEN (AN).-Es creciente el interés del público que cada noche se acerca al estadio Ruca Che, donde más de un millar de bailarines que conforman delegaciones neuquinas y visitantes, participan de la tercera edición del Festival Nacional del Gato.

Una de las figuras que ha dado tela para hablar, es la de Fabiana Brunni, cantante de formación lírica de las huestes de la compañía de Pepito Cibrián en otros tiempos, amante del folklore. Abrió aquí el miércoles, el festival junto a las filigranas en danza, subrayadas por un investigador y bailarín prestigioso, Luis Pereyra de Córdoba. Se espera que regresen para la clausura, que tendrá lugar mañana.

No se limita, cierto es, a esa única danza, ni siquiera apunta exclusivamente al baile la metodología de este encuentro.

Cada noche, desde las 21, en forma libre y gratuita, el espectador puede escuchar a los que concursan en la faz instrumental, vocal, a recitadores y ya en lo que netamente convoca el festival, en sus diversas categorías a competidores de malambo, conjuntos de danza y el baile del gato tanto tradicional como estilizado.

La cara del espectáculo se muestra por la noche. Los talleres, seminarios, conferencias y presentación de investigaciones y trabajos expuestos en congresos, tiene lugar -en su faceta más fuerte- desde las 17.

Las delegaciones pertenecen a San Luis, Santa Cruz, Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, Salta, Santiago del Estero, Chubut, Río Negro.

Esta noche Neuquén querrá sacarse chispas con San Juan, Córdoba, Misiones, La Pampa, Catamarca, Jujuy, Chaco y Formosa.

En lo específicamente académico, y abierto a todo público, el profesor Luis López hablará de «El corredor del monte» hoy, a las 10,.

El plato fuerte será en los talleres desde las 17. Escuchar a Luis Pereyra, en su postura sobre «La danza en Iberoamérica», puntualmente la enseñanza de los ritmos americanos en las danzas argentinas.

Pondrá en valor algunos puntos coloridos, tal la influencia negroide en los bailes folklóricos argentinos y sudamericanos.

El gato, dijo este especialista a «Río Negro», se lo puede encontrar en toda la franja geográfica conocida como el camino del Inca.

A Neuquén, de los convocados, llegará una delegación de Colombia, bajo la dirección de William Barreto Murcia.

Desde lo universitario, expondrá su postura la Universidad Austral de Chile con asiento en Valdivia y dos agrupaciones de Uruguay desplegarán su modalidad supervisadas por Patricia Firppo.

El profesor Pereyra fue entrevistado por este medio, ya que actuará aquí como jurado. Hace 8 años que despliega idéntica función en Cosquín, donde a la vez también participa dirigiendo a su compañía de danza.

Realizó una diferencia entre este festival y otros que se suceden a lo largo del país. El de Neuquén, tiene la característica de ser una competencia en diversos rubros. Y sobre todo, los miembros de las delegaciones son de larga trayectoria.

El programa para hoy, incluye a las 10, dos conferencias en el Ruca Che.

A las 10: «El corredor de Monte» por Luis López y «Lázaro blanco. Mito o leyenda» a cargo de la profesora Stella Ortiz. A las 17, el profesor Pereyra disertará en el marco de un taller.

Desde las 19, se podrá acceder a exposiciones en Cultura provincial (ex estación ferroviaria) y a partir de las 21, además de música y canto, compiten San Juan, Córdoba, Neuquén, Misiones y La Pampa.

Se contará con la participación especial de Uruguay. 

Un Cosquín netamente comercial

Como jurado técnico durante ocho años, en el festival de Cosquín, el investigador Luis Pereyra, fue descarnado en la crítica al mayor encuentro nacional de folklore.

Tiene «un fin netamente comercial donde muchos artistas se ven obligados a cantar cosas que nunca le hubiese gustado, pero las compañías les exigen cantar tal o cual tema para poder hacerlo (participar)».

En general estos encuentros son «monotemáticos: gato, chacarera, escondido y zamba. La música cuyana, del litoral, patagónica y del noroeste argentino queda totalmente soslayada a un porcentaje muy reducido».

Denunció también presiones en la danza folklórica.

«Hay una invasión y presión para que dentro de la danza aparezca este repertorio como lo mas importante. En el festival de Cosquín mientras estuve como jurado técnico, en la mayoría de las danzas el criterio era ese y no la representativa de la región».

En la provincia de Neuquén se pretende hacer un rescate de la regionalización del folklore. Una tarea que requiere conocimiento y dedicación.

Aseguró que la mayoría de los festivales que se realizan a lo largo del país, están manejados por las empresas discográficas.

A tal punto se ha llegado que «cuando estuvimos con el hijo de Atahualpa Yupanqui en Cerros Colorados» les reiteró que «no desea que el escenario mayor de Cosquín siga llevando el nombre de su padre», señaló.

El hijo del famoso cantautor, agregó, «no considera que lo que se está haciendo a nivel cultural con el folklore sea lo que (don Ata) quiso que fuera. Que se llame con otro nombre y que lo sigan manejando las compañías discográficas con un fin netamente comercial».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora