Camaño prefiere esquivar la intervención

BUENOS AIRES.- La titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados, Graciela Camaño, advirtió ayer que una intervención federal en Santa Cruz generaría una “conmoción innecesaria” y se pronunció por buscar una solución alternativa para resolver el conflicto en torno al ex procurador provincial Eduardo Sosa. Por su parte, el fiscal de Santa Cruz Claudio Espinosa acusó a la Corte Suprema de “crear inseguridad jurídica” al ordenar de “un plumazo” su remoción, a partir del fallo que obliga a reponer en el cargo a Sosa, destituido durante la gestión de Néstor Kirchner al frente de esa provincia patagónica. “Cualquier mañana de estas cualquier tribunal se levanta diciendo: ‘saquen a éste, pongan a otro al otro porque a mí se me ocurre’”, se quejó Espinosa, quien esta semana denunció al alto tribunal ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en disconformidad con esa sentencia. Distintos sectores de la oposición, como el radicalismo, el Peronismo Federal y el GEN, impulsan la intervención federal de Santa Cruz para solucionar el rechazo que muestra el gobernador Daniel Peralta para restituir en su cargo a Sosa, tal como lo ordenó el máximo tribunal. Por la postura a favor de la intervención federal, aunque sin remover al gobernador Daniel Peralta, los dirigentes del radicalismo fueron hoy destinatarios de pintadas en la ciudad de Río Gallegos donde agrupaciones kirchneristas los acusaron de “golpistas”. (DyN)


Comentarios


Camaño prefiere esquivar la intervención