Cambio de clima

Por Eduardo Basz



A veces se oyen comentarios inadecuados, sin fundamento, acerca de la cuestión del cambio climático. En términos científicos no hay que pensar sólo en el inducido por el hombre o, más concretamente, por la actividad humana. Y esto se debe precisar así porque hay un cambio natural cuyo devenir no tiene nada que ver con el hombre. Más bien lo contrario, fue ese cambio de clima el que permitió la aparición de la vida sobre el planeta, mientras que ahora podemos asegurar que una de las especies vivas, la humana, está participando en su evolución y lo hace de tal manera que no es posible entender el futuro climático de la Tierra sin tomar en consideración su influencia. La actividad humana ha hecho cambiar muchas cosas.

De la evolución del clima, algunos aspectos los sabemos con bastante precisión y otros mucho menos o incluso peor, porque desconocemos bastante. Los científicos hablan de incertidumbres, las cuales permiten asegurar algunas particularidades. Muchas veces son los políticos los que demandan a la ciencia resultados cuantitativos. Otros, los medios y en menor medida los ciudadanos. El clima es algo dinámico, cambiante, irrepetible, consecuencia de los intercambios de energía entre partes diferentes de lo que se llama sistema climático, que no es lo mismo que el planeta Tierra. Pero más allá de los aspectos puramente científicos, también es interesante estudiar cuál ha sido la implicación de las Naciones Unidas, porque es allí donde se dio el salto del problema científico del cambio de clima al tratamiento político.

La situación actual (el así llamado efecto invernadero, el agujero de la capa de ozono, por mencionar los cambios más comentados pero no los únicos) se complicó aún más por la negativa de la administración Bush a ratificar el Protocolo de Kyoto. De esta manera, ha bloqueado la posibilidad de un tratamiento político de un problema altamente complejo y que, obviamente, nos afecta a todos.


Comentarios


Cambio de clima