Campañas y tribunales




DANIEL MARZAL

dmarzal@rionegro.com.ar

Quedan apenas siete semanas para las elecciones municipales. Como corresponde en estos casos, ya quedó consolidada la grilla de listas y candidatos que se anotan en la carrera. Ahora todos ellos comenzarán a desgranar sus propuestas, acudirán a debates y aprovecharán cada tribuna que tengan a mano para contar cómo piensan atender cada uno de los problemas que hoy enfrenta Bariloche.

Las dos fuerzas de mayor peso que se presentan a la competencia son el oficialista Frente para la Victoria y la Concertación para el Desarrollo.

El FpV propone la reelección del intendente Alberto Icare, cuyo partido SUR decidió sumar fuerzas con el Justicialismo y el Frente Grande.

En la lista de la Concertación confluyen la UCR y el Movimiento Patagónico Popular y el candidato a intendente es el actual legislador Hugo Castañón. Su nombre también marcha a la cabeza de la nómina presentada por el PPR, que lleva referentes propios para el resto de los cargos.

Intentarán romper la polarización entre Icare y Castañón el Partido Comunista, con Arístides Terrile, el Movimiento Socialista de los Trabajadores con María Fernanda Martinelli y el Partido Socialista, con Francisco De Cesare.

A todos ellos les toca enfrentar una situación extraña y singular. No sólo porque se Bariloche no tiene gimnasia previa de elecciones independientes (a no ser por la de mayo de 2002, aunque aquella vez sólo se votó para intendente y por un período de 18 meses, debido a la renuncia de Atilio Feudal), sino también porque persistirán hasta último momento las dudas sobre la realización misma del comicio.

¿Un candidato en estos casos debe mostrar todas sus cartas? ¿Corresponde encarar una campaña a puro gasto?

Nadie tiene una respuesta. Nadie tampoco puede predecir qué dirán los jueces del STJ, a quienes les corresponde resolver en última instancia si la elección se hace el 27 de mayo. Las impugnaciones presentadas por el ARI, el MPP ante el Tribunal Electoral Provincial y por el Partido Socialista ante la Junta Electoral del municipio deben recorrer todas las instancias judiciales, cada una con sus plazos, y no habrá fallo definitivo hasta los primeros días de mayo.

En el municipio están abrazados con firmeza a la fecha del 27/5 y de caerse ese llamado deberían reformularlo para después del invierno. Aunque no lo digan, la razón principal por la que les preocupa esta última variante es la salud de Icare, que podría deteriorarse aun más en los próximos meses.

No dejó de llamar la atención la actitud del abogado peronista y ex convencional constituyente Rodolfo Rodrigo, cuya candidatura a intendente muchos daban por hecho pero que no se presentó porque está convencido de que "la fecha del 27 se cae".

En su opinión, la convocatoria no fue publicada conforme a la ley y eso bastaría para dejarla sin efecto. El MPP y el ARI entienden que no está garantizada la elección independiente de cualquier otra (como lo manda la Carta Orgánica) porque se realizaría apenas una semana después de la elección provincial. El Socialismo pidió la postergación porque todavía no están disponibles los padrones de electores y porque no están aseguradas las escuelas ni el servicio de custodia de las urnas.

Discusiones y desvelos que se hubieran ahorrado si la Carta Orgánica, además de prohibir la elección superpuesta, le hubiera puesto una fecha fija.

Al margen de esa contienda, para los votantes sería éste el tiempo de escuchar y reflexionar sobre las aptitudes de cada candidato. Pero la incertidumbre sobre la realización del comicio también los condiciona.

Para realizar las primeras evaluaciones podrían, por ejemplo, tomar nota sobre los formatos de democracia degradada que exhibieron los grandes partidos con los acuerdos cupulares y la supresión de internas para definir las listas. O la escasa claridad sobre el financiamiento de las campañas.

Es de esperar que llegado el momento, los aspirantes a gobernar el municipio puedan abstraerse de la especulación sobre fechas, nombres o apoyos foráneos y aporten con igual dedicación a un fecundo debate de ideas, dada la incidencia que tendrá la elección en el Bariloche de los próximos años.


Comentarios


Campañas y tribunales