Campos acusó a ediles de "adulterar documentos"

El intendente de Junín, Rubén Campos, acusó a los concejales que pidieron su interpelación, de que en la última sesión introdujeron una modificación en un documento ya aprobado por unanimidad. En esa ocasión ediles de la oposición votaron una modificación en el pedido de informes para que declaren los funcionarios que habían renunciado. Para el mandatario municipal esto es adulteración de documentación y no descarta iniciar acciones legales en estos días.



JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- El intendente de esta ciudad, Rubén Enrique Campos, sostuvo ayer que el mecanismo utilizado por los concejales para aprobar su pedido de interpelación está "viciado de nulidad". El jefe comunal fue más lejos y acusó: "los concejales han adulterado documentación".

El pedido de interpelación busca que Campos responda a 36 preguntas sobre los casos de fraude y corrupción que se han detectado en las áreas de Recaudaciones y Compras de la comuna, y que ha motivado que peritos de la Justicia y del Tribunal de Cuentas de la Provincia hayan llevado a cabo investigaciones ante las denuncias presentadas por los funcionarios municipales.

Estos hechos ya han producido la renuncia de dos miembros del gabinete municipal de Rubén Campos; los titulares de Hacienda y de Gobierno, un subsecretario y el responsable de la Tesorería.

Las afirmaciones del intendente sobre las irregularidades que imputa a los miembros de las bancadas del Justicialismo y de la Alianza del Concejo Deliberante, se basan en que en la última sesión del Legislativo, se introdujo una modificación en el pedido de interpelación ya aprobado por la unanimidad de los ediles.

En esa oportunidad, los tres concejales del PJ y el edil de la Alianza dieron su voto positivo para tal modificación, en tanto que los tres representantes del MPN se expresaron por la negativa, sosteniendo que tal modificación los haría incurrir en violación a la Carta Orgánica Municipal.La cuestión nació hace tres semanas, cuando la totalidad de los concejales aprobaron un pedido de interpelación al intendente, que incluía en la misma norma a tres funcionarios del municipio.

Ante la confirmación posterior dentro del Legislativo de que estos funcionarios habían renunciado, los concejales opositores incorporaron el miércoles pasado a la resolución ya aprobada para interpelar al intendente, una especificación que apunta a que las personas convocadas junto con el el jefe comunal, ya dejaron de ser funcionarios del Ejecutivo. "Esto es adulteración de documentación", insistió Rubén Campos, quien no descartó que por este motivo inicie acciones judiciales contra los cuatro ediles de la oposición.

Asimismo, el intendente afirmó ayer que aún no recibió las 36 preguntas que el cuerpo legislativo redactara para que responda sobre los sonados casos de ilícitos en el área Hacienda.

Entretanto los concejales del MPN, mantenían ayer la negativa de firmar la modificada resolución de pedido de interpelación. Sostienen que para que el nuevo pedido de interpelación sea válido se requeriría el voto de los dos tercios del cuerpo, cosa que en la última sesión no se obtuvo, y que además el pedido se contrapone con normas legales.

La vicepresidente primera del Deliberante, Yanine Buamsha (MPN) precisó ayer a este diario que "mi negativa para rubricar este documento se basa en que no puedo violar la Carta Orgánica. Si aprobáramos el pedido de interpelación al intendente tal como salió de la última sesión, estaríamos incumpliendo el artículo 60 de nuestra carta liminar".

Mientras, los ediles del Justicialismo y la Alianza se mantienen firmes en sostener la norma aprobada, hoy el tema será debatido en la sesión ordinaria del Legislativo, que se estima será tan o más prolongada que la última, que se inició a las 17 y culminó pasadas las 3 de la mañana.


Comentarios


Campos acusó a ediles de "adulterar documentos"