Cáncer: hallazgo abre otra esperanza

Científicos estadounidenses descubrieron una molécula que obliga a las células cancerígenas a comportarse como las sanas, lo que incluye su propia muerte cuando tienen algún problema, de acuerdo con un estudio publicado en la revista “Open Biology”. “El hallazgo podría servir como base para una nueva terapia contra el cáncer”, explicó Adrian Krainer, genetista que realiza sus investigaciones en un laboratorio de Nueva York, y autor principal del artículo publicado ayer en la revista científica de la Royal Society de Londres, según despacho de la agencia EFE. Los investigadores, que basaron su estudio en un tumor cerebral, descubrieron que las células cancerígenas provocan una mutación en el gen PK-M, que comienza a producir una proteína que estimula su crecimiento, a una velocidad mucho mayor que las sanas. “Aparentemente, para que un tumor prolifere y sobreviva necesita una gran cantidad de esta proteína” que está presente sólo en las células cancerígenas, dijo el investigador. En el artículo, Krainer presenta una molécula con la que logró detener la producción de esta proteína perjudicial en un glioblastoma –un tumor cerebral–, y consiguió que sus células malignas vuelvan a comportarse según los patrones de las células sanas. Esto significa también que las células del tumor volvieron a respetar la apoptosis o muerte celular programada, un proceso por el que las células con problemas provocan su propia muerte. (Télam)

Una molécula obliga a las células cancerígenas a “suicidarse”.


Comentarios


Cáncer: hallazgo abre otra esperanza