Cancillería británica pide disculpas por bromas sobre el Papa

Se referían a condones “Benedictos” y una clínica de abortos

#

Benedicto XVI llegará a Gran Bretaña en septiembre. En la Cancillería abundaron los chistes relacionados con los abusos.

LONDRES.- La Cancillería británica pidió disculpas ayer al Papa Benedicto XVI por la redacción de un documento oficial interno que sugería hacer coincidir la llegada del Papa, en septiembre próximo, con la apertura de una clínica para abortos y lanzamiento de una línea de condones “Benedictos”. El informe –calificado luego de “absurdo”– al que tuvo acceso el periódico “The Sunday Telegraph” cuando ya había sido enviado a funcionarios del gobierno y a Downing Street, proponía asimismo el lanzamiento de una línea telefónica de ayuda para menores víctimas de abusos sexuales por sacerdotes pederastas. La Cancillería británica destacó que el documento, elaborado por un grupo de funcionarios tras una sesión de “intercambio de ideas” con motivo de la visita de Estado que hará el Pontífice al Reino Unido el próximo mes de septiembre, “de ningún modo refleja el punto de vista del gobierno”. A raíz de la filtración a la prensa del documento, el Foreign Office se vio obligado a pedir perdón públicamente e informar que la persona responsable de redactar el texto “fue trasladada a otras funciones en el ministerio”, informó. Tras darse a conocer la nota, el obispo de Nottingham, el reverendo Malcolm McMahon, afirmó que el hecho “es una falta terrible de modales” por parte de Gran Bretaña. Las propuestas contenidas en el documento se burlaban abiertamente del punto de vista de la Iglesia Católica sobre asuntos como el aborto, la homosexualidad, los métodos anticonceptivos y los graves problemas que enfrenta el Vaticano por la catarata de denuncias en varios países sobre abusos de sacerdotes pederastas. La gravedad del tema obligó al embajador británico en el Vaticano, Francis Campbell, a reunirse este fin de semana con funcionarios de la Santa Sede para disculparse en nombre del gobierno. En tanto, el ministro de Exterior británico, David Miliband, dijo estar “consternado” por el incidente. El hecho se produce cuando Joseph Ratzinger, que estará en territorio británico entre el 16 y el 19 de septiembre, enfrenta una de las peores crisis que recuerde el Vaticano debido a una lluvia de denuncias en todo el mundo que comprometen a centenares de curas en crímenes de pedofilia y abusos sexuales. En este sentido, Benedicto XVI elogió a los miembros de una asociación italiana de lucha contra la pedofilia fundada por un cura y precisó que quería “agradecerles y animarles” en su trabajo. Benedicto XVI recordó ayer ha sido declarado en Italia día nacional del recuerdo de los niños víctimas de pedofilia y subrayó que quería en este día “agradecer y animar más concretamente a aquellos que se han dedicado a la prevención y a la educación, entre otros los padres, los profesores y tantos curas y monjas”. (Télam/AFP)


Comentarios


Cancillería británica pide disculpas por bromas sobre el Papa