Caos por paro de trenes y en un hospital porteño

A las 17 se levantó la medida en el medio de transporte





Una huelga dispuesta por los conductores ferroviarios paralizó ayer el servicio de trenes de pasajeros y de cargas, generando graves perturbaciones para los tres millones de usuarios que diariamente lo utilizan en todo el país.

El gobierno enfrenta también un serio conflicto con un sector sindical en los hospitales públicos.

Ayer inspectores del Ministerio de Trabajo constataron graves incumplimientos en las guardias mínimas durante el paro del Hospital Garrahan, por lo que avanzarán en la instrucción de sumarios para la aplicación de multas al gremio de ATE Capital.

En este sentido, la justicia rechazó ayer un pedido para indagar a un grupo de enfermeros de este hospital de niños que habrían dejado salas sin atender durante las huelgas en el centro de salud, donde ayer los trabajadores no médicos cumplieron con el último día del paro de 72 horas para exigir aumentos salariales.

El juez de instrucción Martín Nicklison, consideró que no hubo «abandono de persona» por parte de los enfermeros durante los paros realizados en el hospital de niños, porque las medidas de fuerza se habrían realizado dentro del marco legal previsto por el ministerio de Trabajo, informaron fuentes judiciales. `

El magistrado se expidió sobre un pedido presentado por el fiscal César Troncoso, quien reclamó la citación de 13 enfermeros porque «algunas salas» de cuidados intensivos «quedaron sin enfermeros» durante los paros en el centro de salud.

La decisión judicial se produjo en el marco del tercer día de paro de la medida de fuerza resuelta por 72 horas por los trabajadores no médicos del hospital de niños Juan Garrahan en reclamo de mejoras salariales, quienes hoy resolverán de qué manera continúan el plan de lucha.

Por su parte, los médicos y profesionales del hospital Posadas, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, realizarán un paro de 24 horas en reclamo de mejoras salariales.

En el caso de la medida de fuerza en el servicio de trenes, el sindicato de maquinistas La Fraternidad decidió ayer levantar el paro que inició a la cero hora de ayer, por «expreso pedido» del presidente Néstor Kirchner, aunque ratificó el cese de actividades en los transportes de carga.

No obstante el titular del gremio, Omar Maturano, ratificó el plan d lucha para la próxima semana, con un paro total de 36 horas desde el jueves 11, en caso de que no haya acuerdo en la reunión a realizarse hoy en el Ministerio de Trabajo, con los empresarios del sector.

Tras informar que «el acatamiento del paro nacional de ayer fue del 100 por ciento», Maturano, en rueda de prensa, comunicó la decisión de «suspender parcialmente» el paro «a partir de las 17, en los servicios urbanos, suburbanos e interurbanos de pasajeros».

Sin embargo, el servicio del Tren Patagónico no había partido todavía anoche desde Viedma rumbo a Bariloche. Cerca de 200 pasajeros esperaban.

El paro de los ferroviarios sorprendió a las autoridades de la empresa ya que inicialmente habían anunciado que no habría inconvenientes.

Según fuentes de esa firma estatal, los trabajadores comunicaron de la adhesión a la medida de fuerza una hora antes del horario de salida, previsto para las 17.

Así, unos 200 pasajeros vieron demorado su salida hacia Bariloche. Anoche, cerca de las 22, las autoridades ferroviarias convocaban a los pasajeros que habían dejado la estación viedmense y preveían que a medianoche se concretaría la partida del servicio hacia la ciudad andina, con siete horas de atraso. (DyN/AV)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Caos por paro de trenes y en un hospital porteño